En el marco de la muestra homenaje a Armando Tejada Gómez, el ex Markama obsequió una obra original del poeta.

Se trata de Dios era olvido, novela escrita por Armando Tejada Gómez y editada en 1979.
Hasta ayer, el texto se encontraba en poder del músico mendocino Antonio Tonio Contreras, pero, como un aporte más a la cultura de Mendoza, lo donó a la Biblioteca ubicada en la Alameda.
Ya forma parte del patrimonio cultural de todos los mendocinos.

Antes de su primera edición, en 1978, esta gran obra de Tejada Gómez obtuvo el Premio Villa de Bilbao.
En un documental producido especialmente para la muestra de la Biblioteca San Martín, Contreras contó que, estando exiliado en España, al igual que Tejada, un día se cruzaron en la calle, después de algún tiempo sin verse, y el poeta –'que venía estrenando un sobretodo, comprado en El Corte inglés'- le contó que acababa de ganar el primer premio de ese prestigioso concurso, con Dios era olvido y le regaló el original, que traía bajo el brazo.

Esta es la primera novela de Tejada Gómez, escritor y poeta fundamental, que nació en Mendoza y cuya vasta obra literaria se ha encauzado, hasta hoy, por los caminos de la poesía y de la canción popular.
En la primera línea destaca su Canto popular de las comidas, galardonado con el primer premio de poesía de Casa de las Américas, de La Habana, en 1974.

Esta invaluable pieza se encuentra exhibida en la Biblioteca San Martín, como parte de la Muestra Homenaje 90 años Armando Tejada Gómez, que puede visitarse de lunes a viernes, de 8.30 a 19.30 y los sábado, de 9 a 12.30, con entrada gratuita.

Con su innumerable cantidad de textos, Tejada Gómez generó una contribución inestimable a la identidad cultural mendocina, con un gran valor literario en la expresión de las letras populares y realidades sociales de nuestra provincia.

Junto a Mercedes Sosa, Oscar Matus y Tito Francia, entre otros, fundó en 1963, El Manifiesto del Nuevo Cancionero, presentado en el Círculo de Periodistas de Mendoza, que fortalece la unidad de los pueblos latinoamericanos y enriquece el patrimonio cultural de los mendocinos.

GALERIA

Fuente: Prensa Mendoza >> lea el artículo original