El economista y presidente del Consejo de Empresarios Nacionales, Pablo Challú, criticó las nuevas medidas del Gobierno destinadas a reactivar el consumo asegurando que “terminarán agravando la situación, creando distorsiones en la competencia y en los precios” y advirtiendo sobre un eventual 'desabastecimiento'.

Challú manifestó que “la declaración de buena voluntad de algunas empresas, respecto a autocongelar los precios de algunas de sus marcas comerciales, sólo tendrá algún efecto si los precios de los alimentos continúan aumentando'.

'No se trata acá de que los precios de esas marcas se hayan reducido o sean los más baratos que se encuentren en las góndolas, sino más bien lo contrario.
Si las demás marcas no aumentan sus precios corresponde preguntarse para que se ha tomado semejante medida”, explicó.

En este sentido, el experto afirmó que 'si llegara a haber inflación en el precio de los alimentos, como piensa el Gobierno, y las marcas autocongeladas no aumentan los suyos, entonces habrá desabastecimiento, por más buena voluntad que manifiesten las empresas productoras”.

Y agregó que “en este caso, y si las empresas mantienen los precios publicitados, se distorsionarán los mecanismos competitivos y habrá graves perjuicios para las empresas que compiten en estos segmentos del mercado, especialmente para las Pymes que, por lo general tienen uno o pocos productos en cartera.
Se acelerarán sus pérdidas y las posibilidades de cierre”.

“Además, la confusión en que ha caído el Gobierno al explicar las medidas y los severos errores técnicos y de diagnóstico en que han incurrido, empeorarán la confianza en el proceder del mismo lo que repercutirá sin duda sobre el mercado cambiario', explicó.

De este modo, el empresario afirmó: 'Si lo que se logró fue un acuerdo de precios no están claro los términos del mismo, por ejemplo, las cláusulas de salida y los compromisos asumidos por el Gobierno con respecto a las empresas que lo han firmado, si es que existen.

'Esta falta de transparencia perjudicará a las empresas que no participaron de las negociaciones.
Además, no se dice nada del precio de los insumos y de cómo se procedería si los mismos aumentan”, cuestionó el economista.

Finalmente, Challú aseguró que “si lo que se logró es un 'acuerdo de caballeros', queda claro que su incumplimiento no es punible con lo que no habrá base legal para que se apliquen sanciones.
Se ha dicho que se ha sancionado un DNU sobre lealtad comercial que sería la base de las sanciones, pero ninguna disposición de ese articulado tiene que ver con incumplimiento de promesas voluntarias de congelamiento de precios”.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original