• El mercado de la inteligencia artificial aplicada al Internet de las Cosas (IoT) moverá este 2019 más de 5.100 millones de dólares, con la previsión de que esa cifra ascienda a más de 16.200 millones para 2024.
  • La creciente necesidad de una gestión eficaz de los datos generados por los dispositivos de IoT, la racionalización de los procesos de producción y la reducción del tiempo de inactividad son algunos de los catalizadores de esta confluencia de tecnologías.

Seguramente sean las dos tendencias de moda en el sector tecnológico: inteligencia artificial y el Internet de las Cosas.
Tanto es así que los analistas predicen milmillonarios mercados en torno a estas dos innovaciones para un futuro más que cercano.
Pero, ¿y qué pasa si unimos ambos conceptos? ¿Se repetirá la magia?

Pues según un estudio de la firma de análisis MarketsandMarkets, así es.
En su investigación se detalla cómo el mercado de la inteligencia artificial aplicada al Internet de las Cosas (IoT) moverá este 2019 más de 5.100 millones de dólares, con la previsión de que esa cifra ascienda a más de 16.200 millones para 2024.
Eso supone un crecimiento anual compuesto del 26% durante el próximo lustro.

'Los principales factores que impulsan el crecimiento del mercado incluyen la creciente necesidad de una gestión eficaz de los datos generados por los dispositivos de IoT, la racionalización de los procesos de producción y la reducción del tiempo de inactividad', detalla el informe.
'Se espera que la demanda de una mejor experiencia del cliente a través del monitoreo en tiempo real proporcione oportunidades para dotar de IA a los proveedores de IoT'.

La inteligencia artificial en el mercado de IoT está segmentada en 2 tecnologías, a saber: Machine Learning/Deep Learning y Natural Language Processing (NLP).
Se estima que las primeras tendrán un tamaño de mercado mayor en 2019, debido a la creciente demanda de automatización de las comunicaciones y experiencias personalizadas a nivel mundial.

'Machine Learning puede convertirse en una herramienta analítica robusta para vastos volúmenes de datos y la combinación de ésta con el Edge Computing puede filtrar la mayor parte del ruido recolectado por los dispositivos de IoT y dejar que los datos relevantes sean analizados por los motores de análisis de borde y de nube', reza el análisis.

El documento también refleja cómo el sector del transporte y la logística es uno de los más activos en estas lides, al mismo tiempo que América del Norte se configura como el gran mercado de esta confluencia de tecnologías.
Y si se están preguntando qué compañías están aprovechando al máximo el potencial de este nicho de negocio, ahí van unos cuantos nombres señalados por esta investigación: Google (EE.
UU.), Microsoft (EE.
UU.), IBM (EE.
UU.), AWS (EE.
UU.), Oracle (EE.
UU.), SAP (Alemania), PTC (EE.
UU.), GE (EE.
UU.) , Salesforce (EEUU), HPE (EEUU), SAS (EEUU), Autoplant Systems Pvt Ltd.
(India), Anagog (Israel), Imagimob (Suecia) y Thingstel (India).

Fuente: Bussines Insider >> lea el artículo original