Este domingo, Laura Alonso consideró que 'Florencia Kirchner es de facto una prófuga de la Justicia', al tiempo que explicó que su oficina dejó de intervenir en las causas de denuncias por corrupción que involucran a funcionarios del actual Gobierno porque recibió 'acusaciones personales'.

La titular de la Oficina Anticorrupción sostuvo puntualmente: 'El caso Florencia (Kirchner) no debería sorprendernos. Es la hija de la ex presidenta, llamativamente se enferma cuando se sabe que Manzanares va a declarar como arrepentido. Yo creo que de facto está prófuga. Decidió no vivir en Argentina y no comparecer ante la justicia'.

En declaraciones al programa de Luis Majul, la funcionaria explicó por otra parte que su oficina aportó 'información en varias causas' judiciales.

No obstante, dijo que dejó de ejercer ese rol en causas que se relacionan con denuncias contra funcionarios del Gobierno nacional.

'En este momento no estamos querellando en ninguna de esas causas para que (no) me acusen de encubridora en las causas y de ir a embarrar causas de la corrupción', se excusó.

Según explicó, la decisión la tomó a raíz de las múltiples 'acusaciones personales' que recibió 'durante mucho tiempo respecto de parcialidad o falta de imparcialidad, y por la falta de recursos humanos que también tenemos'.

'Que la lleven adelante los fiscales. Que son los fiscales y jueces naturales de las causas de este Gobierno', consideró Alonso.

Afirmó que busca 'preservar cualquier tipo de sospecha o duda de la actuación que nosotros podamos tener en la causas contra los funcionarios del actual gobierno'.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original