• Nicolás Dujovne, mantuvo ayer un único encuentro con inversores, en el marco de la reunión de Primavera del FMI
  • Se intentó llevar tranquilidad a los inversores.

Había más de 400 ejecutivos de bancos y fondos en un auditorio repleto para escuchar al ministro de Hacienda y al titular del Central, Guido Sandleris, quienes estuvieron acompañados por el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.

Los tres tuvieron que hacer frente a la ansiedad del mercado ante la elevada incertidumbre electoral y las pérdidas que tuvieron que enfrentar por la caída del precio de los bonos, con un riesgo país que se mantiene por encima de los 800 puntos.

El encuentro fue organizado por el banco de inversión JP Morgan en el Park Hyatt de Washington y fue moderado por Diego Pereira, economista jefe para América latina. La entidad compró en el arranque de la gestión de Cambiemos una importante cantidad de bonos argentinos y además fue una pieza clave para el arreglo con los bonistas en 2016, que le permitió al Gobierno dejar atrás el default y recuperar pleno acceso al mercado de financiamiento.

Dujovne buscó presentar un programa positivo sobre la evolución de la economía. Reiteró que los números del primer trimestre confirman que la economía tocó fondo y que la recuperación será más palpable a partir del segundo trimestre.
El ministro también habló de la marcha del acuerdo con el FMI: 'Cumplimos las metas a las que nos habíamos comprometido en el primer trimestre. Tuvimos una caída de la recaudación respecto a lo que habíamos estimado porque hubo un descenso en los derechos de exportación. Pero nuestro compromiso es llegar al déficit cero y lo vamos a lograr'.

En ese sentido, adelantó que el gasto primario no tendrá más aumentos nominales que lo previsto, a pesar de que la inflación es más alta. Y también que se venderán dos centrales termoeléctricas, lo que ayudará a impulsar la recaudación.

Pero el momento más tenso llegó con una de las preguntas de los asistentes: ¿quién nos asegura que podrán pagar la deuda en 2020 si el riesgo país no baja de los 800 puntos? La respuesta de Dujovne mezcló la política con los fundamentals de la economía: 'El año que viene sólo precisaríamos conseguir USD 5.200 millones con nuevas colocaciones. Pero además pensamos que el riesgo caerá sustancialmente cuando Mauricio Macri sea reelecto, es decir cuando se despejen las dudas electorales'.

Sandleris habló de la marcha del plan monetario y tuvo que responder sobre los niveles elevados de inflación. Incluso lo interrogaron sobre qué podría pasar si los índices no bajan a partir de mayo como espera el Central.  'Tenemos instrumentos dentro de la política monetaria para implementar correcciones, desde subir la tasa de interés hasta acelerar la absorción de pesos y si es necesario lo haremos'.

También salió a desestimar versiones que hablaban de un posible cambio en el sistema de bandas cambiarias. 'No estamos pensando en pedirle al Fondo que el Central pueda intervenir antes que el dólar toque el techo de la banda. No sabemos de dónde salieron esos rumores'.

En el equipo económico reconocen que es poco lo que pueden conseguir en la medida que aumenten las dudas por el resultado electoral y sigan las dudas sobre los candidatos. 'Si Cristina se llega a bajar, los bonos vuelan, por lo menos de arranque', es la frase que reiteran los bancos y fondos que tienen activos argentinos. Mientras tanto, prefieren no tomar riesgos y esperar a que se aclare el panorama.

Alejandro Catterberg, director de la consultora Poliarquía, expuso en un evento de Banco Itaú y también recibió las preguntas de los analistas convocados. Algunos siguen insistiendo con la posibilidad de que la candidata de Cambiemos sea finalmente María Eugenia Vidal. Y todo el mundo quiere saber qué pasaría en un eventual ballotage entre Macri y Cristina. 'Falta mucho todavía para las elecciones y el escenario está abierto. Pero el Presidente tiene más chances si el dólar está tranquilo y la economía empieza a repuntar', fue la respuesta del politólogo.

Fuente: Infobae

Fuente: Jujuy al Momento >> lea el artículo original