El cambio de hora suele afectar los ciclos de sueño. Este domingo los relojes se adelantan, por lo que dormiremos una hora menos. A cada español le afecta el nuevo horario de diferente forma, en base a su edad y sus rutinas diarias. Los síntomas más comunes suelen ser cambios de ánimo, irritabilidad o cansancio.

Para tratar de adaptarse al nuevo horario en los días previos al cambio de hora, el director médico de eHealth y Comunicación de DKV Seguros, Ferran L. Tognetta, recomienda:

  • Sustituir las siestas por la práctica de ejercicio físico, siempre que sea moderado.
  • Evitar comidas de pesada digestión que alteren el sueño. Comer alimentos como el plátano y los frutos secos que favorecen la activación de la melatonina, la hormona del sueño.
  • Evitar las fuentes de luz artificial en el cuarto (móviles o tablets) ya que la luz va a afectar a la regulación del sueño y, si se produce un desvelo, puede dificultar todavía más dormir.
  • Desaconsejan tomar medicamentos para dormir, evitar las bebidas alcohólicas o reducir el consumo de cafeína.
  • También es útil adelantar o atrasar las comidas y cenas los días anteriores 5 o 10 minutos, mantener una alimentación equilibrada.
  • Acostarse un poco antes para acostumbrar al ritmo circadiano y evitar el cambio brusco de una hora.

Fuente: Antena3 >> lea el artículo original