La justicia porteña los responsabiliza por no haber impedido que tomen esa medida de fuerza.
Sienta un precedente para evitar futuras tomas.

El año pasado, la Ciudad de Buenos Aires fue escenario de múltiples tomas de colegio que se realizaron a lo largo de todo el ciclo lectivo.
Ahora, la fiscalía 31 imputó a 43 padres de alumnos y los responsabilizó por no haber impedido que tomen esa medida de fuerza.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original