El Presidente firmará hoy un proyecto de ley con beneficios fiscales para el sector conocido como de la 'economía del conocimiento', que reemplazará a la ley del software que vence a finales de año y que el Gobierno espera que se apruebe en el transcurso del 2019.
El anuncio lo realizaron el ministro de la Producción y el Trabajo, Dante Sica, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Mariano Mayer, y los empresarios Martín Migoya (Globant), Sergio Kaufman (Accenture), Aníbal Carmona (Cámara de la Industria del Software) y Graciela Cicia (Cámara Argentina de la Biotecnología).

Antes, Mauricio Macri recibió a los empresarios que realizaron con el Gobierno una mesa de trabajo para redactar el proyecto, donde reconoció que 'el impuesto a las exportaciones que pusimos al sector es contracultural de lo que queremos' y aceptó que 'es un momento duro, difícil para mucha gente, cuando hay recesión todavía en muchos sectores, necesitamos herramientas como esta para que aquéllos que están poniendo el hombro sigan apostando que este es el camino'.

El proyecto amplía  nuevos áreas para los beneficios fiscales.
Además de incluir a las empresas de software, se incluyen compañías de biotecnología, robótica, audiovisuales, servicios de consultoría de exportación, inteligencia artificial, de videojuegos, que 'tienen el potencial de crecer como sector, que (según las previsiones del Gobierno) podría incorporar 250.000 nuevos puestos de trabajo y alcanzar exportaciones en el 2030 por 15.000 millones de dólares', según explicó Mayer.
Hoy, el sector alcanza u$s 6.500 millones.

Los beneficios impositivos previstos son una disminución del costo laboral más una reducción del impuesto a las ganancias. Por otro lado, habrá estabilidad fiscal para las empresas del sector, invitando a las provincias a ofrecer esa ventaja, especificando que las retenciones a la exportación impuestas el año pasado no se extenderán por más de dos años, tal como fue el compromiso original.

Para acceder a los beneficios fiscales, las empresas deben acreditar que el 70% de su facturación proviene de estas actividades promovidas dentro de la economía del conocimiento, además de destinar un porcentaje de las ganancias a investigación o capacitación, y exportar por lo menos un 13% de lo generado.

 

Kaufman dijo que 'los países compiten por conocimiento, la agenda del conocimiento es una agenda de competitividad del país, y esta es una de las pocas leyes, quizás la única, que ve al conocimiento como un conjunto, creo que ese el gran mérito de la ley'.
También aseguró que Accenture a fin de año tendrá 10 mil empleados y consideró que 'aumentar 200 mil puestos de trabajo en los próximos años es totalmente viable, ya que hoy somos 400 mil personas y 130 mil exportando, más que la industria automotriz'.

Ciccia, por su lado, dijo que 'con esta ley, la economía del conocimiento se visibiliza, hay biotecnología, nanotecnología, internet de las cosas,  el Gobierno está dando una señal para que el sector productivo invierta en investigación y desarrollo para incorporar.
Hay una revolución en la Argentina de empresas basadas en el conocimiento de agro, de genética, de alimentos, y esta ley les da un impulso a los jóvenes para que se queden en el país a desarrollar sus empresas y llegar al mundo'.

En cuanto a Migoya, aseguró que 'el Gobierno haya impulsado esto y que el Congreso apruebe esta ley es una oportunidad histórica que no tiene límite sobre el talento argentino y las oportunidades que puede generar.
La transformación digital va a impactar en todos lados, y ahí tenemos una oportunidad enorme, infinita.
Esta es la oportunidad de la Argentina de saltar al mundo, de crear más multinacionales que puedan exportar.
Hoy Global tiene más de 9000 empleados, tenemos oficinas en Resistencia, en Tucumán, en Mendoza, en La Plata, Bahía Blanca, Córdoba, Rosario, muchas.
Es una de las industrias más eficientes en términos de generación de empleo por inversión de capital.' 'Estoy muy feliz que podamos continuar con una política de Estado que ya venía de antes y que ahora se expandirá a toda la industria del conocimiento', agregó.

El último que habló fue Carmona que definió a esta ley como 'superadora'.
Y dijo que 'nos gusta llamarla como ley de creación del empleo futuro, hoy, porque es la Vaca Muerta de la gente, porque llega a todos y cada uno de los sectores del país, generando empleo en el nuevo mundo, que está pasando del capitalismo al talentismo, que es la nueva moneda.'  También adelantó que trabajará junto al Gobierno en las comisiones para sacar la ley lo más pronto posible, y destacó que se trata de un proyecto con perspectiva de género.

Infobae preguntó si con esta ley se busca paliar el impuesto a las exportaciones de servicios que el Gobierno decidió el año pasado, Carmona contestó que 'como dijo el Presidente, es un impuesto malo, pero entendimos que la coyuntura lo exigía, y se trata de un impuesto con fecha de vencimiento que esta ley ratifica, por lo que estamos convencidos de que esta herramienta da condiciones para la inversión'.

Mayer también reconoció que 'era una mala medida, que conversamos mucho con el sector, y los emprendedores y las PyMes no pagan derechos de exportación, así que creemos que se mitigó bastante' el perjuicio.
Sica, por su lado, dijo que el proyecto de 'ley no es para mitigar nada, sino para darle un salto cualitativo para un sector que creció mucho en los últimos diez años para consolidarlo y que se expanda en beneficio de toda la economía'.

   

TEMAS RELACIONADOS

Economía del conocimiento Ley de Software Mauricio Macri

Fuente: Infobae >> lea el artículo original