En el día de ayer, Paola Elvira Córdoba, oriunda de José C.
Paz, fue detenida por apuñalar 185 veces a su esposo, Alberto Elvio Naiaretti, de 48 años, un ex empleado de una empresa de plásticos con antecedentes penales por delitos como encubrimiento y una causa por tentativa de hurto que databa de 2014. Córdoba confesó el hecho en el lugar.

Así, la Policía Bonaerense ingresó a la casa de la pareja en la calle 18 de Octubre al 800 bajo las ordenes de la fiscal Silvia Bazzani González de la UFI N°23 de Malvinas Argentinas: secuestró dos cuchillos de cocina y aprehendió no solo a Paola, sino también a su hija, que según fuentes policiales habría tenido algún grado de participación en el hecho.

Mientras Paola era retenida en la Comisaría 1° de José C.
Paz y un grupo de vecinas convocaba a una movilización frente a la dependencia para pedir por su libertad, su hermana Gloria hablaba ante las cámaras de televisión en la cuadra.
El crimen tenía una historia.

'Él la manipulaba.
Siempre la insultaba, la hacía sentir poca cosa, le decía que ella no era buena madre. Se cansó después de tantos años.
22 años vivió al lado de él, se fue a los 15 años de casa', aseguró Gloria a Crónica TV.

'No lo podíamos creer.
Sabíamos que un día podría ir la policía y decirnos: 'Tu hermana está muerta'.
El tipo no nos dejaba venir.
A mí me echó hace muchos años, no nos dejaba acercarnos
.
Se hacía el malo con las mujeres.
Si un hombre lo quería enfrentar, él no hacía nada', continuó.

Paola había formalizado una denuncia contra Naiaretti en una Comisaría de la Mujer de la zona en junio de 2017. 'Nadie nos escuchó.
Pedíamos ayuda y nos mandaban de un lado a otro.
Ella se sentía presionada porque las nenas quedaban acá.
Él le retenía a una criatura para que ella tuviera que volver', afirmó Gloria.

'Mi hermana siempre volvía a lo mismo.
La manipulaba y la hacía volver siempre.
Decía incluso que él nos iba a dejar verla, que nos iba a dejar a ver a los chicos.
Tenía una perimetral.
Habían hablado con la jueza de paz y quedaron en que iban a dividir con una pared.
Ella iba a quedar con los chicos y él del otro.
Esa pared la levantó mi hermana.
Al otro día, él rompió la pared y volvió todo a lo mismo
', siguió.

La noche anterior al crimen, la hija de Córdoba y Naiaretti le envió un mensaje a otra de sus tías que decía: 'Mis papás se están peleando, mi papá está sacado'. 'No te duermas o acá se termina todo.
Te mato a vos y a los chicos'
, habría dicho Naiaretti a su esposa.
Así, la joven llamó a su otra tía.
'Mamá mató a papá', le aseguró.
Gloria habló de al menos otros tres niños en el lugar de 6, 9 y 13 años. 'Él la obligaba a prostituírse', agregó: 'Creo que más de 20 años de abuso llevaron a esto'.

Gloria aseguró haber visitado a su hermana y a su sobrina en la Comisaría 1° de José C.
Paz.
'Estaban en paz', afirmó.
Por lo pronto, intentará saber si sus otros sobrinos fueron víctimas de abuso.

Paola y su hija continúan aprehendidas en una celda.
Mientras tanto, abogadas vinculadas al movimiento feminista piden a Infobae un contacto con la familia Córdoba para defenderlas.
'Hay casos previos, jurisprudencia a favor', asegura una letrada con amplia experiencia en violencia de género interesada en tomar el caso.
Los casos son recientes.
En octubre de 2018, Soledad Magdalena fue liberada tras ahorcar a su pareja, Cristian Senra, mientras intentaba estrangular a su pareja que supuestamente violaba a su hija de 14 años y que había abusado de ella también.

Mientras tanto, la investigación del hecho comienza.
Se aguardan las indagatorias y la autopsia al cuerpo de Naiaretti.

SEGUÍ LEYENDO

Encontró a su marido mientras abusaba de su hija y lo mató de 185 puñaladas

TEMAS RELACIONADOS

185 puñaladas josé C.
Paz
violencia de género

Fuente: Infobae >> lea el artículo original