El Campo Argentino de Polo fue clausurado en forma preventiva por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La disposición fue tomada tras comprobar que el sábado, durante el show del DJ Hernán Cattáneo, se superó el nivel de sonido permitido.

La decisión gubernamental, que limita la realización de recitales masivos, se dio a conocer hoy lunes, preocupando a los organizadores y a miles de espectadores que en dos semanas asistirán en ese mismo lugar al concierto de Paul McCartney.

La Agencia de Protección Ambiental (APRA) explicó que ahora los organizadores deben 'presentar un descargo y pagar una multa por haber excedido el límite de decibeles estipulado por ley'. Tienen hasta 15 días para responder.

Durante el show de Cattáneo, el área de Fiscalización Ambiental de la APRA comprobó que el nivel de sonido superaba lo permitido. Para llegar a esa conclusión, midieron seis puntos: uno dentro del campo y otros cinco en el exterior. El análisis hecho en el interior fue continuo y determinó que durante el 68% del tiempo en el que transcurrió el recital se superó el límite autorizado de 95 decibeles, y que el máximo registrado fue de 101 dB.

En lo que va de 2019, el Campo de Polo fue escenario de varios recitales. Antes de Cattáneo se habían presentado el británico Ed Sheeran y dos veces Luis Miguel. En el barrio aseguran que, cuando hay recital, los pisos y ventanas tiemblan por las vibraciones.

Sin embargo, y a pesar de la clausura, desde la Asociación Argentina de Polo aseguran que la realización del show de McCartney no está en riesgo.

Fuente: Crorck >> lea el artículo original