• Gracias a Hedy Lamarr hoy podemos disfrutar de avances como las redes Wi-Fi, el bluetooth o los sistemas de navegación GPS.
  • Mary Anderson inventó el parabrisas a principios del siglo XX, pero ella jamás vio un dólar por ello.
  • Stephanie Kwolek firmó hasta 19 patentes para su compañía, aunque jamás se benefició económicamente del mayor de sus logros: el Kevlar, un material cinco veces más duro.

Algunos de estos inventos de mujeres han cambiado la Historia, aunque algunas de sus creadoras no obtuvieron el reconocimiento que debían a lo largo de su vida.
De hecho, en bastantes casos, no obtuvieron beneficio económico alguno por su trabajo. 

La historia del siglo XX puede leerse desde el punto de vista femenino como la lucha del 50% de la población por obtener los mismos derechos sociales y laborales que la otra mitad.
Sin embargo, al repasar la lista de los inventos más importantes hechos por una mujer durante el siglo pasado se evidencia que esos derechos quedaron muy lejos de conseguirse en el ámbito profesional y, también, el científico. 

Es más, hubo muchas más mujeres inventoras importantes en el siglo XX cuya aportación científica fue enorme y también minimizada en muchos casos.
Por suerte, hoy se están haciendo esfuerzos por restaurar estas figuras, como la de Hedy Lamarr, seguramente, la mujer que mayor impacto ha tenido en todas nuestras vidas, ya que gracias a su aportación hoy tenemos el WIFI, el bluetooth o el GPS.

Leer más: 7 japoneses disruptivos que han cambiado nuestra manera de ver el mundo

En los próximos meses oiremos hablar mucho de ella gracias a Bombshell, una cinta rodada en 2017 por Netflix que repasa la increíble figura de Hedwig Eva Maria Kiesler —nombre de nacimiento de Lamarr—, inmigrante austríaca, actriz de Hollywood y científica de impacto global.
¿Por qué no se ha hecho antes una película sobre semejante personaje histórico? Sería una buena cuestión para preguntar a quienes manejan la industria del cine.

Siempre es mejor tarde que nunca, pero lo que nadie podrá recuperar jamás es lo que hubieran podido aportar las mujeres que nunca tuvieron, o nunca tendrán, oportunidades.
Aquí puedes ver lo que sí hicieron algunas de las que sí las tuvieron...
o que se las consiguieron ellas solas a base de insistencia.
  

Fuente: Bussines Insider >> lea el artículo original