El colombiano jugó, hizo jugar y convirtió un golazo memorable

En un equipo con muchos puntos altos, sobresalió la zurda mágica de Quintero, en el podio estuvo Casco que hizo un gran gol y se ganó su ovación y a la misma altura un enorme Pinola que por tanto esfuerzo tuvo que salir con una lesión muscular.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original