Stranger Things es más que una gran serie de ciencia ficción.
Durante la misma se nombra al proyecto MKUltra. Esto, lejos de ser una casualidad, se relaciona con una de las grandes fuentes de inspiración de la serie.

El proyecto MKUltra también fue conocido como el proyecto de control de mentes de la CIA (Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos).
Se trató de una investigación ilegal con experimentos que se practicaban en seres humanos.
Básicamente, consistían en el uso de drogas de diseño en personas que eran interrogadas con motivo de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, como método de tortura a través del control mental.

Aunque fue prohibido oficialmente en 1953, el proyecto continuó durante 20 años más.
La mayoría de la información obtenida por estas investigaciones ilegales sigue siendo un gran secreto.

El proyecto MK Ultra en 'Stranger Things'

En la serie podemos ver como Eleven es secuestrada de los brazos de la que podría ser su madre Terry Ives.
Terry tomó parte en experimentos en los que podrían haberle administrado drogas y sometida a dudosos procedimientos.
A partir de allí, ella muestra trastornos mentales y de comportamiento.

Eleven, por su parte, pasa a ser objeto de los experimentos del Doctor Brenner, al que llama 'papá'.
A lo largo de la serie, se ven flashbacks donde ella es sometida a experimentos de control mental y privación sensorial.
A través de la telepatía y sin nada de inocencia, ella puede ver y escuchar lo que sucede en el seno del gobierno de la Unión Soviética.

Fuente: Diario Jornada >> lea el artículo original