Una denuncia de la AFIP derivó este jueves en más de 20 allanamientos en la Ciudad y el Gran Buenos Aires en una organización que, a través de empresas fantasma, generaba facturas falsas que habrían permitido lavar dinero y evadir $1.250 millones en IVA y en el impuesto a las ganancias.

Los procedimientos fueron dispuestos por el juez Juan Galván a cargo del juzgado nacional en lo Penal Económico N° 7, y contaron con el apoyo de 115 agentes de AFIP y casi un centenar de gendarmes, agregó el comunicado del organismo recaudador.

Desde la AFIP se hizo referencia al aprovechamiento de situaciones de necesidad económica como método para convencer a las personas para prestarse a realizar estos ilícitos.


Fuente: Télam >> lea el artículo original