Estados Unidos comenzó el proceso de retirada de parte de sus tropas de Siria, decidida por el presidente Donald Trump, informó este viernes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, y fuentes del Pentágono que no ofrecieron más detalles.

Alrededor de diez blindados estadounidenses y varias piezas de artillería salieron de una base estadounidense en la provincia de Al Hasaka, en el noreste de Siria, el jueves, según informó la ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores sobre el terreno.

Mirá también

Caos en la Casa Blanca de Donald Trump: sangría récord de ministros y asesores

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Hace aproximadamente un mes, Trump anunció la salida 'inmediata' de 2000 efectivos norteamericanos en Siria, desplegados allí para combatir al ISIS.

'El proceso de retirada comenzó', dijo el coronel Sean Ryan este viernes, pero por motivos de seguridad no se revelarán los plazos, lugares ni movimientos de las tropas, agregó.

Según el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, 'fuerzas estadounidenses se retiraron el jueves por la noche de la base militar de Rmeilan en la provincia de Hasaka', en el este del país.

'Se trata de la primera retirada de las fuerzas estadounidenses desde que el presidente (Trump) hiciera su anuncio' agregó el director

Mirá también

Donald Trump anuncia que el subsecretario de Defensa Patrick Shanahan reemplazará a Mattis

La coalición internacional, liderada por Estados Unidos en Siria, es el principal aliado de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza de milicias en su mayoría kurdas, que desde septiembre llevan a cabo una ofensiva contra los últimos reductos del ISIS en la república árabe.

Pero el gobierno turco, ha declarado a estas milicias kurdas como terroristas y amenazó con atacarlas si EE.UU.
seguía asistiéndolas. 

Según la prensa norteamericana, la decisión de Trump de apurar la salida de las tropas llegó después de un llamado del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quien le habría hecho este reclamo a Trump.
El presidente norteamericano le habría contestado: 'Está bien, todo tuyo, nos vamos'. 

Esto provocó un terremoto en el Pentágono que nunca fue consultado, y motivó la renuncia del secretario de Defensa Jim Mattis.

La salida de Mattis produjo una ola de estupor en todo el mundo. En su carta de dimisión, alerta sobre los desvíos de la Casa Blanca que demuelen las prioridades estratégicas de Estados Unidos.

La decisión de la salida de las tropas estadounidenses tampoco fue bien recibida por las milicias kurdas, que consideran que el ISIS no ha sido vencido por completo y podría resurgir con la retirada de la coalición.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, prometió EL jueves en un discurso en El Cairo que no dejará solos a sus aliados árabes en su lucha contra el terrorismo a pesar de la retirada de las tropas.

Pompeo no fijó plazos para la retirada de tropas de Siria, aunque señaló que la ofensiva liderada por Washington ya ha logrado arrebatarle al ISIS el 99 % del territorio que llegó a dominar en Siria y en Irak. 

Fuente: EFE y AFP

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original