Es un jueves negro para la cocinera Maru Botana, debido a que le encontraron una conexión clandestina al suministro eléctrico en su negocio de San Isidro

'Le retiramos el medidor a un local gastronómico con una conexión clandestina en Juan Segundo Fernández 141, en la localidad de San Isidro. El robo de energía es un delito penado por la ley que afecta la calidad del servicio que vos pagás', explicaron en Twitter desde Edenor.

Fuente: Nuevo Diario >> lea el artículo original