Por primera vez en la Argentina, implantaron una válvula aórtica -la que permite el flujo de sangre desde el corazón hacia la vena aorta- con planificación virtual, lo que permitió prevenir complicaciones, suministrar menos anestesia y acortar los tiempos de la cirugía, entre otros beneficios, informó ayer el Instituto de Medicina Cardiovascular Hospital Italiano.

El paciente, un hombre de 89 años, no podía atravesar una cirugía tradicional debido a su edad, ya que tenía alto riesgo cardiovascular.

Según explicaron los profesionales del hospital, la planificación virtual tiene varios pasos: primero, especialistas en diagnóstico por imágenes realizan estudios para obtener información detallada sobre la salud de los pacientes. Luego, en la Unidad de Cirugía Asistida por Computadora traducen esa información en modelos que representan el funcionamiento del corazón y de los grandes vasos; con estos modelos, se realiza una impresión 3D en material elástico que permite hacer las pruebas pre-operatorias necesarias. Por último, los médicos definen el tratamiento y planifican paso a paso la cirugía. Todo este procedimiento permite anticipar cada detalle antes de la operación. Además, el simulacro de la cirugía permitió anticipar el comportamiento del corazón una vez colocada la prótesis e hizo posible definir con precisión el modelo y el tamaño de la prótesis, lo que es fundamental porque una vez comenzada la cirugía no hay opción de cambiarla.

La planificación de la cirugía también permitió prevenir complicaciones derivadas de la elección de una válvula que no se ajusta a la anatomía y condiciones del paciente, lo que puede producir escapes de sangre y llevar a una nueva operación. Y la operación fue más corta y esto favoreció una mejor recuperación, el paciente requirió menos anestesia y la cirugía se realizó bajo sedación y no fue necesaria la intubación, y el tiempo de internación fue menor, el hombre recibió el alta a las 72 horas.

Fuente: Diario de Cuyo >> lea el artículo original