En medio del revuelo que generaron las declaraciones del próximo ministro de Economía de Brasil, Paulo Guede, sobre el Mercosur y la Argentina, el canciller Jorge Faurie salió a relativizar esos dichos, al tiempo que reconoció que el bloque de países requiere una 'flexibilización' vinculada a 'los procesos negociadores'.


En una conferencia de prensa desde Casa Rosada, Faurie afirmó que 'el Mercosur es un proceso de integración que tiene más de 30 años y encarado como una unión aduanera ha sufrido la experiencia de su propio desarrollo'.
Y agregó: 'En este momento y antes de la elección en Brasil, desde 2016, quedó claro que tiene por delante una tarea de flexibilización vinculada a cómo se llevan adelante los procesos negociadores con diferentes países del mundo'.

En esa línea citó las conversaciones iniciadas con la Unión Europea, Canadá, Singapur, Corea del Sur y el EFTA, integrado por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein.

Antes, el futuro ministro de Hacienda brasileño había pedido 'disculpas' por sus críticas al Mercosur y señaló que no quiso 'desmerecer' a la Argentina ni al bloque regional.

'Pido disculpas, fueron palabras en la noche de la elección y uno no sabe qué responder.
Yo no quise en ningún momento desmerecer a Argentina o al Mercosur', dijo Guedes.

En declaraciones a La Nación, el economista señalado por el presidente electo Jair Bolsonaro para formar parte de su Gabinete advirtió que 'la verdad es que no es el foco en este momento porque lo son nuestros problemas internos'.

En tanto, el presidente del Partido Social Liberal (PSL), Gustavo Bebianno, dijo que por ahora no hay ninguna agenda de viajes internacionales definida, pese a las afirmaciones que había hecho ayer el diputado Onyx Lorenzoni, apuntado como futuro jefe de Gabinete de Bolsonaro, quien dijo que el presidente electo viajaría primero a Chile, luego a Estados Unidos y finalmente a Israel.

'Aún no hay nada confirmado, ni lo de Chile ni ningún otro viaje.
Primero vamos a terminar de montar el equipo de transición, luego se definirán los nombres de los ministros y después el presidente verá para dónde y cuándo va', resaltó Bebianno.

De hecho, Faurie opinó al respecto que Bolsonaro 'tiene por delante una etapa de recuperación de su salud', por lo que no se puede precisar cuándo podrá viajar.
Y sobre la controversia, aseguró: 'No importa dónde va sino el grado de diálogo e interacción que tengamos los gobiernos'.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original