Muchas ganas (y eso que ya sabéis que yo con esta serie soy fan a ratos) tenía de ver la octava temporada de 'American Horror Story', la antología de terror de Ryan Murphy y Brad Falchuck.
Y es que si me venden una temporada como un crossover entre 'Murder House' y 'Coven' (las respectivas primera y tercera entrega de la serie), ya tienen mi atención.

FX estrenó el pasado miércoles (y FOX España hará lo propio esta noche) 'American Horror Story: Apocalypse', una temporada que nos lleva al fin del mundo, de hecho este primer episodio se llama 'The End', en un futuro bastante próximo (presuntamente octubre de 2019).

'Apocalypse' arranca con la alerta de diversos misiles nucleares.
Ante la inminente destrucción de Los Angeles (y el resto del mundo) la influencer (y millonaria) Coco St.
Pierre Vanderbilt (Leslie Grossman) descubre que su familia tiene hueco en un refugio proporcionado por 'La Cooperativa', al que logrará entrar junto a su asistente Mallory (Billie Lourd), su estilista Mr.
Gallant (Evan Peters) y la abuela de este, la gran actriz Evie Gallant (Joan Collins).

Ahs <strong><a href=Apocalypse Sarah Paulson'>

Un avión privado les lleva al 'Outpost 3', uno de los refugios antirradiación que tiene esta misteriosa organización a lo largo del mundo.
Ésta en concreto está regentada por Wilhemina Venable (Sarah Paulson) y Miriam Mead (Kathy Bates) quienes imponen un sistema de castas (púrpuras y grises) y una dura disciplina.

Sorprende, quizá por habernos hecho a la idea de este cruce, que este comienzo de la octava temporada de 'American Horror Story' no tenga casi nada de crossover.
Los personajes que interpretan las caras habituales de la franquicia son nuevos y no es hasta la escena final que no tenemos la aparición de un personaje de otra temporada.

Algo que creo que es bastante acertado: No en vano ha pasado mucho tiempo desde la emisión de 'Murder House' y 'Coven' y, dada la naturaleza antológica de la serie, meternos de lleno al inicio en la mitología de ambas temporadas hubiera sido contraproducente.
Sobre todo porque, en mi opinión, nos hubiera distraído de una espléndida ambientación de un mundo post-nuclear.

Ryan Murphy y Brad Falchuck hilan magnificamente un primer episodio en el que Bradley Buecker, como director del episodio, logra dar en el clavo a la hora de plasmar en imágenes este mundo post-apocalíptico desde un punto de género de terror.
No estamos en una serie de aventuras, sino en una de miedo, y creo que 'The End' acierta del todo con la ambientación.

Además, es interesante este 'arco' que 'Apocalypse' forma con 'Cult', la temporada anterior.
El año pasado nos presentaba la paranoia de la 'era Trump' y cómo el mundo se iba poco a poco a la mierda; en esta ya no hay marcha atrás 'lo hicimos', como clama el presentador de las noticias al referirse al fin del mundo.

 <strong><a href=American Horror Story Apocalypse Character Promotional Photo American Horror Story 41565740 1200 800'>

Este primer episodio de 'American Horror Story: Apocalypse' es muy buen comienzo de temporada.
Es inmersivo, te implica en un género tan apasionantes como es el post-apocalíptico y termina con las preguntas interesantes suficientes como para querer continuar la serie: ¿Qué es la Cooperación?, ¿qué pintan estos últimos refugios de la humanidad?, ¿qué hay de los personajes de las temporadas anteriores?.

Ahora queda, de hecho, la duda sobre cómo esto tiene algo que ver con los personajes de 'Coven' y de 'Murder House', si es que tienen alguna implicación.
Pero la verdad es que creo que tal y como han presentado la temporada, no les he echado de menos.

El comienzo de 'American Horror Story: Apocalypse' ha sido bastante sólido y, lo más importante, intrigante.
Un episodio que demuestra lo bueno que puede ser Murphy a la hora de ambientar y que deja la promesa de una temporada memorable.
Esperemos que no defraude.

Fuente: WSL >> lea el artículo original