Los meteorólogos prevén que Florence deje en dos o tres días la lluvia correspondiente a ocho meses y las autoridades estiman que hasta 10 millones de personas podrían verse afectadas. Más de un millón de personas ya han recibido la orden de evacuar la costa de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, ha estimado que la mayor parte del Estado quedará cubierto parcialmente por el agua. Según Cooper, al menos 12.000 personas ya han acudido a alguno de los 126 refugios de emergencia habilitados y el Gobierno estatal prevé abrir más en las próximas horas.