La noche cipoleña tendrá una nueva cita con el fútbol hoy cuando el Albinegro reciba a Alvarado por la segunda fecha del Federal A, en su debut oficial como local.

El semestre, hasta el momento, no le ha dado buenos resultados a Cipo y es evidente la necesidad de conseguir un triunfo para darle confianza al nuevo equipo armado para esta temporada.

Más allá de la derrota ante Villa Mitre del pasado domingo, la formación que se perfila para hoy es la misma.
Caprio, Bortolotti, Coria, Zbrun, Morales, Comachi, De la Fuente, Chironi, Vergara, Romero y Herrera serán los que arrancarán titulares.

El técnico Ví­ctor Zwenger apuesta por los once que más han jugado desde su llegada, con la idea de que se fortalezca el funcionamiento colectivo.
El balance que hace el cuerpo técnico es que el nivel ha ido de menor a mayor y no dudan de que esta alineación es la mejor que pueden utilizar.

En los últimos dí­as se han ido sumando a los trabajos grupales Germán Weiner y Ezequiel ívila, dos de los pocos que se mantuvieron de la campaña anterior y estuvieron lesionados.
A pesar de su vuelta a las prácticas irán siguiendo su evolución sin acelerar los tiempos.

La eficacia como local es algo que al Albinegro le ha costado en la edición pasada del torneo y es una cuenta pendiente a resolver, fundamental para buscar la clasificación a la siguiente fase.

Por el lado de Alvarado, que viene de derrotar como local a Independiente, el equipo también serí­a idéntico al de ese encuentro.
El único cambio entre los convocados es el ingreso del lateral Emanuel Urquiza, que debí­a una fecha de suspensión.
El buen funcionamiento que mostró en el debut en Mar del Plata hizo que el entrenador Mauricio Giganti no evalúe modificaciones.

En la antesala del clásico con Roca, en Cipo no piensan en otra cosa que no sea una victoria.

Números negativos en su casa 5 partidos ganó Cipolletti como local en la edición pasada en doce presentaciones.
Un aspecto clave para mejorar.
corresponsalí­a neuquén