Paul McCartney, hizo una llamativa declaración en contexto a la presentación de su nuevo disco 'Egypt Station'. Fueron confesiones sexuales de sus primeros años con los Beatles, pasado que hasta después de su muerte lo perseguirán.

'Lo que ocurrió, fue en la casa de John. En vez de emborracharnos o salir de fiesta estábamos en nuestras sillas, las luces estaban apagadas y alguien comenzó a masturbarse, y empezamos a hacerlo todos', fue la declaración del ex integrante del cuarteto de Liverpool.

La  entrevista la realizó para  la revista GQ. La anécdota cuenta que 'cuando ambos ya habían pasado la adolescencia y en el grupo había tres amigos de Lennon. En ese momento todos iban gritando nombres de famosas para 'inspirarse': 'Era como decir ‘¡Brigitte Bardot!’, ‘¡whoo!’ y todos aceleraban un poco más el ritmo', confesó, además de contar que uno de los chistes que hacía John era decir nombres como el de Winston Churchill.

'No fue muy importante. Pero, era de esas cosas que uno no piensa demasiado. Era solo un grupo. Y sí, es algo obsceno cuando te pones a pensarlo. Hay unas cuantas cuestiones como esas que quedan de cuando era un chico, miras atrás y te ves ahí. ‘¿Realmente hicimos eso?’ Pero era una diversión inofensiva. No lastimaba a nadie. Ni siquiera a Brigitte Bardot', comentó Paul McCartney con humor.

Fuente: Nuevo Diario >> lea el artículo original