Durante la transmisión en vivo de la competencia de videojuegos que se desarrollaba en el complejo Jacksonville Landing, al norte de Orlando, en el estado de Florida, se escucharon los disparos que acabó con la vida de varios de los asistentes y dejó a otros heridos. Uno de los muertos sería uno de los responsables de la tragedia y habría otro prófugo.

 

El tiroteo tuvo lugar alrededor de las 2 de la tarde en el Qualifier Regional de Madden NFL Tournament.

La Oficina del Sheriff de Jacksonville confirmó que hubo 'múltiples víctimas mortales en la escena' y agregó que varios heridos fueron trasladados a los hospitales locales, al menos cuatro personas murieron y varias otras resultaron heridas.

La policía de Jacksonville confirmó a través de Twitter que el incidente ocurrió en Jacksonville Landing, un restaurante que es un punto turístico.

Fuente: Tiempo de San Juan >> lea el artículo original