Se está derrumbando el techo, mientras allí se alimentan 50 niños y ahora también sus padres.
El merendero y ropero comunitario que funcionan en el barrio Sol y Sierra de Godoy Cruz afronta una época de carencias, y la asociación civil De Bulla y Barro que lo sostiene, dirigida por los mismos vecinos, está potenciando una campaña en las redes para remplazar la cubierta del galpón que los cobija, donde funcionan también un Centro Educativo de Nivel Secundario (CENS) y un Centro de Educación Básica para Jóvenes y Adultos (CEBJA).

Fuente: Diario Uno >> lea el artículo original