Fernando Altamirano, esposo de Lourdes Espíndola, la oficial que permanece internada con muerte cerebral tras ser baleada por un delincuente en Ituzaingó, pidió este lunes que a los uniformados 'no los sigan matando como perros' y remarcó que el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, 'es un desubicado que solo vino a bardear'.

Fuente: Diario Uno >> lea el artículo original