Otra vez un triple crimen golpea a la sociedad mendocina. Ayer, en el barrio Bandera Argentina de Maipú, una mujer de 49 años, su hija de 23 y su nieto de cuatro fueron asesinados.

Las víctimas presentaron múltiples heridas de arma blanca cuando fueron encontradas en su casa del barrio maipucino en horas de la madrugada.

Según fuentes policiales, una joven llegó al lugar donde encontró a las víctimas: su madre Alejandra Ferreyra, su hermana Karen Ayelén Arenas y su hijo Yariel Aléxis Bruno. De manera inmediata llamó al 911 y al rato personal policial llegó a la casa para constatar el deceso de las personas.

Horas más tarde, la policía detuvo al principal sospechoso del triple crimen. Se trata de Ezequiel Ledesma, de 23 años, quien era el novio de Karen Arenas, una de las víctimas.

Fuentes que investigan el caso comentaron que Ledesma fue arrestado por incongruencias en su testimonio. Además, cuando allanaron su casa, efectivos de la policía encontraron zapatillas con manchas de sangre.

La madre del único detenido, Nora Lardet, habló con la prensa luego del hecho. La mujer aseguró que su hijo “daba la vida por esta chica”, en referencia a Karen, una de las víctimas. “Se llevaba bien con todo el mundo”, dijo sobre su hijo y agregó que “tenía buena relación” con la familia que fue encontrada asesinada.

“Mi hijo es una excelente persona, no tiene antecedentes. La llevaba a todos lados a Karen. Jamás tuvieron problemas con la suegra. Nunca tuvieron un problema”, señaló Nora.

La mujer dijo que su hijo había ido a jugar al fútbol y que las manchas de sangre fueron porque su perro había ido al lugar del crimen, hecho que generó dudas en los investigadores.

En esa línea, Gabriel Ledesma, padre de Ezequiel, dijo en declaraciones a Radio Andina que “mi hijo estaba con zapatos de jugar al fútbol porque venía de jugar al fútbol cuando lo detuvieron”.

En un primer momento, la Policía Científica constató que en la casa donde asesinaron a tres personas no había entradas violentadas ni forzadas. Además tampoco habían sustraído elementos de valor. Eso hizo sospechar de alguien del entorno.

Así los investigadores fueron a la casa de Ledesma, lo entrevistaron y notaron varias contradicciones, por eso decidieron arrestarlo.

El hecho hizo recordar el triple crimen del barrio Trapiche, en Godoy Cruz, ocurrido en octubre del 2016. En ese hecho murieron Claudia Arias, su tía Susana Ortiz y su abuela Vicenta Díaz. Además fueron heridos una bebé de diez meses y su hermano de 11 años. El autor, Daniel Zalazar, fue condenado a prisión perpetua.

Fuente: Vox Populi >> lea el artículo original