Una tradicional familia de Catamarca con local comercial ubicado en la esquina de calles Sarmiento y Esquiú fue asaltada en la tarde del martes. Según la denuncia efectuada por una mujer de apellido Marafini (62), el robo tuvo lugar la tarde del martes cuando tras ausentarse de su domicilio ubicado en inmediaciones del local comercial, malvivientes ingresaron y le sustrajeron $25.000, U$S 7.000 y alhajas que estaban en el interior de una caja fuerte.

El hecho fue registrado entre las 16.45 y las 20.15 y según su testimonio, los malvivientes habrían ingresado al inmueble por la puerta de la planta baja, que al salir, la damnificada habría cerrado 'únicamente con llave'.

Pero al regresar encontró la puerta abierta. De inmediato se dirigió a su habitación, donde estaba la caja de seguridad y se dio con la ingrata novedad de que le habían sustraído las pertenencias.

Se pudo conocer que el atraco fue realizado 'sin llegar a forzar ni dañar ni violentar nada', y que personal de la División Investigaciones de la Policía estudia las imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en la zona, para intentar dar con los autores del robo.

Engaño telefónico

En otro hecho, una mujer de apellido Ferreyra (47) denunció en la Unidad Judicial N°1 que fue víctima de un engaño telefónico a través del cual terminó efectuando una transferencia bancaria a su victimario.

Según informó, sucedió el martes a las 15.20 cuando recibió una llamada telefónica donde un hombre, quien dijo llamarse Pablo Hernán Maschini, dijo que había salido sorteada en un concurso y que había ganado un premio de $100.000. El sujeto le informó que para cobrar el pozo debía dirigirse a la provincia de Córdoba de forma inmediata. Según su relato, le respondió que era imposible realizar el viaje pero que podía dirigirse a un cajero automático para que ellos realicen una transferencia y sin cortar la comunicación, se dirigió hacia un cajero. El sujeto le indicó que debía hacer ella una transferencia. Le dictó la cuenta a la que debía transferir y finalmente le traspasó el dinero que tenía en su propia cuenta. El sujeto le aseguró que inmediatamente le enviarían el premio, pero eso no sucedió.

CUENTO DEL TÍO

Una mujer recibió una llamada telefónica en la que un sujeto le aseguró que había ganado un premio y que debía viajar a Córdoba. Finalmente, ella le hizo una transferencia bancaria y nunca cobró el premio.