El Mundial más grande (y más caro) de la historia está por terminar y atrás quedará el balance futbolístico, el repaso de la aplicación del VAR, las sorpresas, decepciones y en el local, también, el análisis económico. ¿Cuánto ganó Rusia por organizar el Mundial?

El primer ministro, Dmitri Medvedev, anunció en las últimas semanas que a la idea inicial presupuestada por el país había que sumarle 800 millones de euros más: a Rusia, organizar el Mundial le salió 10 mil millones de Euros. ¿Y cuánto ganó? 'Apenas' 11 millones de euros, según lo estipulado. No es poco, sobre todo si se considera que Brasil 2014 y Sudáfrica 2010 habían arrojado pérdidas.

En Sudáfrica, las expectativas por ser el primer Mundial en el continente contrastaron con cifras terroríficas. Se invirtieron cerca de 4 mil millones de dólares, y entre lo que el gobierno percibió de la FIFA, los ingresos publicitarios y resto de beneficios quedó un balance de 3.000 millones de dólares en pérdidas. Ni siquiera fue fructífero en términos de turismo: de las 400 mil personas que esperaban apenas cumplieron con 100 mil. Y todavía hay secuelas.

En Brasil el impacto fue político y todavía perdura con investigaciones por corrupción, lavado de dinero y sobreprecios. Los datos oficiales hablaron de una inversión de 13.600 millones de dólares con pérdidas de 4 mil millones en distintas áreas, que se suman a las casi 20 obras que quedaron incompletas incluso después de pasados años de la cita mundialista.

 El 'punto de equilibrio', como lo denominaron en Rusia, fue una buena noticia a futuro. El propio Vladimir Putin reconoció que 'el Mundial demostró que este país es hospitalario con quienes lo visitan'. Por eso los rusos creen que habrá un efecto económico progresivo con los años a partir del turismo.

'Por lo que vieron en la Copa, varias empresas de turismo a nivel mundial decidieron volver a poner sus ojos sobre Rusia', avisó el primer ministro Medvedev. Sin embargo, desde el sector de Turismo advirtieron que apenas cumplieron con la expectativa de superar los 700 mil turistas durante el Mundial. El cálculo, de todas maneras, quedó por debajo de los casi 2 millones que fueron a Rusia para los Juegos de Sochi.

En Rusia se construyeron seis estadios nuevos para el Mundial y remodelaron las otras seis sedes, en lo que representó el mayor gasto en la organización. Sin embargo, en el país fueron optimistas en su mirada en función de lo que significó mostrarle al mundo cómo está Rusia y la amabilidad con la que reciben a los turistas.

Las próximas citas mundialistas serán en Qatar (2022) y en Estados Unidos, Canadá y México en 2026. Con más selecciones (la idea es que participen 48), la intención es repartir los costos entre más países. Argentina, junto con Uruguay y Paraguay, se postuló ante la FIFA para organizar el Mundial de 2030. ¿Cómo resultaría semejante inversión?