El encarcelamiento de una joven de 17 años por colgar en la red social Instagram videos en los que aparece bailando canciones pop desató la indignación en Irán.

Maedeh Hojabri fue detenida y obligada a mostrar públicamente su arrepentimiento. Lo hizo llorando en una aparición en la emisora estatal IRIB.

'No tuve malas intenciones. No quería incitar a otros a hacer lo mismo. No trabajé dentro de una red', dijo Hojabri en su obligada confesión, tras la cual fue puesta en libertad condicional, bajo la condición de que no subiera más videos.

Según los estrictos criterios islámicos de Irán, el baile es contrario a las costumbres e incluso pornográfico, mientras desde el punto de vista occidental las imágenes son totalmente inofensivas.

Leé tambiénSigue la resistencia a que las mujeres manejen en Arabia Saudita: incendian el coche de una conductora

La indignación de la población se dirigió tanto contra la Justicia como contra la emisora IRIB. Con el hashtag #dancingnotacrime (bailar no es un crimen) muchas mujeres se filmaron bailando en apoyo.

Otros opinaban que quienes debían ser encarcelados son los hombres que ven esos videos y no la joven. Los usuarios en la red consideraron lamentables acciones de arrepentimiento de este tipo en la televisión estatal.

Leé tambiénEscándalo por una modelo belga que se desnudó cerca del Muro de los Lamentos

Maedeh Hojabri aseguraba tener 600.000 seguidores, pero tuvo que cerrar su cuenta de Instagram tras la detención.

En 2014, las autoridades habían sentenciado a seis jóvenes a penas de prisión en suspenso luego de aparecer en un video bailando la canción 'Happy', de Pharrell Williams.

Más sobre:iranEn Irán, agredieron a una mujer por no usar el velo islámicoIrán en Rusia 2018: el camino al MundialRusia 2018 | Irán dio la preselección de los 35 futbolistas para el Mundial

Fuente: TN >> lea el artículo original