Marcela Moyano se encuentra encadenada en la Plaza de Mayo desde hace 15 días.
'Ninguno de nosotros pensó en su vida terminar haciendo esto', comenta a Diario UNO pero su historia dio un tumbo tan grande el 15 de noviembre del 2017 que ha perdido la capacidad de asombro.