Poco a poco, la tecnología más prometedora de nuestros tiempos, el blockchain, va encontrando los casos de uso que la hagan pasar de esa promesa a una realidad de negocio contante y sonante. Y, a poder ser, que haga olvidar su vinculación con el nefasto mundo del bitcoin y las criptomonedas. Se ha hablado ya de su impacto en industrias como la financiera o la aeroespacial, pero parece que otro de los nichos más interesantes en estas lides será el asegurador.

Así lo asegura al menos un nuevo informe de MarketsandMarkets, según el cual las cadenas de bloques se irán implantando de forma exponencial en segmentos del sector seguros tan diversos como la gestión de reclamaciones y dfunciones, la gestión de identidades, la detección de fraudes o el manejo de pagos y contratos inteligentes. Un sinfín de aplicaciones potenciales que se materializa en un mercado actual de 64,5 millones de dólares, con la previsión de que éste crezca hasta ronda los 1.394 millones en 2023. Esto supone una tasa de crecimiento anual compuesta del 84,9% durante el próximo lustro, ahí es nada.

Se espera que el creciente número de reclamaciones fraudulentas en compañías de seguros y la necesidad emergente de tener sistemas transparentes y fiables impulsen el crecimiento general del blockchain en el mercado de seguros. Recordemos que la tecnología de blockchain puede sincronizar datos en múltiples entidades, generar confianza e involucrar a los clientes mediante el desarrollo de productos y servicios que agilizan y mejoran los procesos de pago actuales.

Estos son los tipos de blockchain que existen… y así puedes usar cada uno de ellos

Eso sí, alertan los expertos, la integración efectiva y económica de la tecnología blockchain necesita una cooperación profunda entre los titulares, las corporaciones y los organismos reguladores, lo que a veces resulta en una implementación lenta.

En cualquier caso, los proveedores de seguros están implementando ya contratos inteligentes basados ​​en blockchain para reducir el coste de la verificación, la ejecución, el arbitraje y la prevención del fraude. Según otra firma, B3i, los contratos de blockchain e inteligentes tienen precisamente el potencial de mejorar la eficiencia del sector de seguros en casi un 30%.