El presidente del bloque de diputados de la UCR, César Biffi, analizó la coyuntura política provincial luego de la frustrada sesión especial, en la que se buscaba convertir en ley la reforma y ampliación de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza. Señaló que el gobernador Alfredo Cornejo no pretende tener un tribunal adicto y que se quiere agilizar la justicia. En tanto, resaltó que para aprobar la iniciativa prefiere un acuerdo con el Partido Justicialista 'porque tiene una historia y una ideología', a diferencia del Partido Intransigente.

Biffi estuvo invitado al programa 'Punto en Común' de TVA, conducido por Marcelo Torrez, donde habló sobre el debate del proyecto de reforma de la Corte y manifestó que 'creo mucho más en los consensos que en la confrontación pura, lisa y llana, la sociedad necesita de acuerdos productivos a la luz del día'.

Explicó que el proyecto elaborado por el senador Juan Carlos Jaliff y tomado como propio por el Gobierno de Mendoza es 'mucho más que aumentar de siete a nueve miembros la integración de la Corte'.

Destacó que el gobernador quiere mejorar los servicios que le presta a la sociedad el Estado y que esto se ha evidenciado en las 26 leyes de reformas judiciales impulsadas por el Ejecutivo.

'Puede que la oposición haya instalado con éxito el mensaje de que lo único que quiere Cornejo es nombrar dos nuevos miembros de la Corte. Pero lo que pretende el Gobierno con la ampliación de los miembros de la Corte de siete a nueve es dividir a la Corte en salas. Tener una sala especialista en cuestiones penales, una sala especialista en cuestiones laborales y otra en civil, comercial y familia, cada una con tres miembros, y a su vez darle mayor transparencia en términos que cada una de las acordadas y fallos estén publicadas en el Boletín Oficial. Intentamos acercar la Justicia a la sociedad, amigarla con la sociedad, agilizar los procesos', señaló el legislador radical.

Asimismo, desestimó que Cornejo quiera tener una Corte adicta nombrando a dos jueces más en el máximo tribunal provincial, afirmando que no tiene posibilidad de reelección y además no existe ninguna denuncia contra este gobierno que involucre al gobernador, por lo que 'no está buscando un blindaje'.

Si bien remarcó que desde un primer momento el Partido Justicialista pidió el archivo del proyecto, Biffi sostuvo que 'yo prefiero un acuerdo con el Partido Justicialista, porque creo que tiene experiencia y sabe lo que es gobernar. En lo que a mí respecta voy a seguir intentando'

En este sentido marcó una clara diferencia con otro bloque opositor como el Partido Intransigente, el cual se había comprometido a dar quórum para la fallida sesión especial y a último momento desistió de bajar al recinto. 'Es muy difícil hacer acuerdo con un partido que no tiene historia y no tiene ideología y que francamente no sé adónde va. Yo sé que el Partido Justicialista tiene una historia, tiene una ideología y sé adónde va, va siempre en la búsqueda del poder', expresó el ex intendente de Godoy Cruz.

Por otra parte, el diputado hizo referencia a la situación económica y política a nivel nacional que está atravesando Argentina.

'Mi sensación es que el gobierno de Mauricio Macri prefirió un mensaje optimista y esperanzador porque creyó que las dificultades eran menores, e iniciar un gobierno con un discurso pesimista no le convenía al futuro crecimiento de la economía. Yo creo que fue claramente un error. Creo que la Argentina en el 2015 era un país al borde del abismo', aseguró.

Indicó que el Ejecutivo nacional optó por una política gradualista que transitó mientras tuvo las condiciones para hacerlo y que el contexto macroeconómico internacional hizo que ese panorama cambiara en el último tiempo.

Por último pidió que el oficialismo a nivel nacional profundice su carácter político. 'Fuimos una coalición, en términos electorales, exitosa pero tiene que ser una coalición de política y de gobierno que funcione como tal. Luego de las elecciones legislativas era el momento de consolidar una mesa política, porque yo creo en la política y descreo de aquellos que le hacen creer al presidente que la política es solo comunicación y mediatización. Creo en los acuerdos políticos y la Argentina los necesita', consideró.