Hallan evidencia de sacrificios humanos en la base del 'castillo de la luna' coreano del siglo IV

Publicado: El entierro ubicado al pie del palacio Wolseong sugiere que las muertes eran una especie de ofrenda para que la construcción se mantuviera firme a lo largo de los años.

El hallazgo de varios restos óseos al pie de un antiguo templo que tenían la forma de una luna creciente en la ciudad de Gyeongju (Corea del Sur) sugiere que las leyendas sobre rituales con sacrificios humanos realizados por la dinastía Silla durante los años que gobernó la región, entre 57 a.
C.
al 935 d.
C., fueron una realidad, informan medios locales.

En 2017 los arqueólogos descubrieron bajo los muros del palacio Wolseong los restos de un hombre y una mujer.
Pero pese a que en un inicio se consideró que la muerte de la pareja pudo haber sido accidental, el hallazgo en abril de este año de un tercer cuerpo perteneciente una mujer de aproximadamente 20 años fortalece la teoría de que existió una práctica de sacrificios humanos.

Choi Byung-heon, investigador de la Universidad de Soongsil, explicó que el entierro data del siglo IV, la misma época en la que se edificó el palacio, y que las muertes pudieron haber sido una especie de ofrenda para que la construcción se mantuviera firme durante los próximos años.

Ninguno de los cuerpos mostraba signos de lucha y cerca de los dos primeros esqueletos también se hallaron huesos de animales junto a una serie de objetos utilizados para ritos ancestrales.
Mientras que, un análisis de los restos del tercer cuerpo, reveló que la mujer padecía desnutrición crónica que le impedía el crecimiento, una señal de su estatus social bajo.

Otra señal inusual que notaron los especialistas es que los tres fueron enterrados de cara al cielo en la muralla occidental del palacio, directamente en frente de donde habría estado una puerta.

Los expertos recuerdan que eso concuerda con los registros históricos sobre estos rituales que se llevaban a cabo justo antes de hacer las puertas o antes de iniciar las etapas más importantes de la construcción.

El palacio Wolseong fue el complejo principal de la dinastía Silla, y su nombre se traduce como 'castillo de la luna'.
Los investigadores están convencidos de que sus ancestros practicaban los sacrificios humanos, pero esperan sacar más conclusiones después de estudiar otros restos en la zona.

rtnoticiasrtnoticias

Fuente: Actualidad RT >> lea el artículo original