En el mundo hay cinco reinfecciones de coronavirus documentadas y alrededor de 25 registradas.
Este martes se informó del primer fallecimiento por COVID-19 en una mujer neerlandesa que se contagió por primera vez en la primera ola de la pandemia y de nuevo dos meses después.
También este martes se ha conocido la primera reinfección en Estados Unidos.

La primera muerte en una persona reinfectada de coronavirus ha tenido lugar en Países Bajos.
Una mujer de 89 años, con una forma rara de cáncer de médula ósea, se contagió durante la primera ola de COVID-19 teniendo que ser hospitalizada al haber desarrollado síntomas como fiebre alta y tos fuerte, pero fue dada de alta a los cinco días y dio negativo en dos PCR a los que fue sometida después.

Dos meses después de superar el coronavirus la mujer empezó nuevas sesiones de quimioterapia, pero empezó a tener fiebre, a toser y a sufrir una fuerte falta de aire solo dos días después, por lo que fue readmitida en el hospital.

Dio positivo en una PCR, pero negativo en dos pruebas serológicas que se le hicieron para detectar si aún tenía anticuerpos contra el virus en su sangre, después de la primera vez que se contagió.
Al pasar ocho días de la admisión hospitalaria, el estado de salud de la paciente se deterioró de forma drástica y murió dos semanas después.

Un estudio difundido por 'The Lancet' confirmó el primer caso de reinfección por COVID-19 detectado en un paciente de Estados Unidos, lo que sugiere que la exposición al virus no se traduce necesariamente en la inmunidad total.
Verificado mediante una secuencia genética, un paciente de Nevada dio positivo por dos infecciones de SARS-CoV-2 en un plazo de 48 días, lo que confirmó, según subraya el citado estudio, que una segunda infección puede ocurrir en un breve marco temporal y que puede ser más grave que la primera.

El paciente, de 25 años y residente de Washoe County (Nevada), se infectó con dos variantes de COVID-19 en un periodo de 48 días y dio negativo entre ambos incidentes.
No se le conocen patologías previas, el paciente experimentó mayor gravedad en el segundo contagio que en el primero requiriendo en el último oxígeno.

Aunque todas las evidencias apuntaban a que las personas que han generado anticuerpos de coronavirus estaban más protegidas que el resto ante la COVID, estas reinfecciones podrán significar que dichos anticuerpos desaparecen con relativa rapidez, aunque insistimos todavía no está claro el conocimiento de estos casos concretos a la hora de desarrollar la vacuna contra la COVID-19, ni hasta qué punto el sistema inmunológico aprende lo suficiente durante la primera infección con coronavirus.

El primer caso documentado de reinfección fue la de un ciudadano hongkonés de 33 años que habría contraído por segunda vez la enfermedad tras un viaje a España.