MOSCÚ (Sputnik) — La operación en Siria contra el terrorismo demostró la capacidad de las fuerzas de Rusia de defender los intereses nacionales del país en cualquier lugar del mundo, sostuvo el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú.

'La operación en Siria mostró las posibilidades elevadas de nuestras Fuerzas Armadas y su capacidad de defender los intereses nacionales en cualquier punto del planeta', indicó Shoigú en un artículo publicado en el diario del Ejército ruso Krasnaya Zvezda.

La Fuerza Aeroespacial rusa inició la ofensiva contra los terroristas en Siria el 30 de septiembre de 2015.

El ministro recalcó que Rusia está lista para apoyar militarmente a sus aliados.

Militares rusos en <strong><a href=Siria' title='Militares rusos en Siria' data-src='https://cdnmundo3.img.sputniknews.com/img/109115/78/1091157892_0:71:1238:729_705x375_80_0_0_6d3115ae9098ed6bcdd5cd6536d2db48.jpg'>© Sputnik / Ministerio de Defensa de RusiaRusia ha eliminado en Siria a más de 133.000 miembros de grupos armadosSegún sus palabras, la operación en Siria consolidó el prestigio de Moscú, incrementó su influencia internacional e impidió a sus rivales geopolíticos aislarlo en el plano político y diplomático.

Un resultado importante de la lucha contra el terrorismo en Oriente Medio, indicó, es el despliegue de una base aérea en el aeródromo de Hmeymim y otra naval en el puerto de Tartus.

El ministro señaló que el 90% de los pilotos militares y el 60% de los marinos rusos participaron en la operación antiterrorista.

Los mandos militares, precisó, obtuvieron experiencia incalculable para la planificación de operaciones, el traslado de tropas, el despliegue de la infraestructura necesaria y tácticas de combate en terrenos desérticos, montañosos y urbanos.

En diciembre de 2017, Rusia anunció la derrota definitiva del grupo terrorista ISIS (autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países) en territorio sirio.

Actualmente la búsqueda de una solución política a la crisis siria y el retorno de los refugiados ocupan el primer plano.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original