La Universidad de Oxford, reconocida por estar en uno de los proyectos de vacuna contra el coronavirus más avanzados, ha anunciado que trabaja también en otro posibilidad, un fármaco, REGN-COV2, diseñado para enfrentares al nuevo coronavirus.
Consiste en la unión de dos clases de anticuerpos monoclonales.
Dicen que ya han realizado ensayos en animales y en humanos sanos.
Pronto los iniciarán en contagiados.

El REGN-COV2 se probará en pacientes con COVID-19 en hospitales del Reino Unido.
La muestra será de unas 2.000 personas.

El proyecto forma parte del programa Recovery, que ya ha dado otros resultados.
Demostró que esteroides como la dexametasona pueden ser útiles contra el coronavirus.