El cruce de Karina la Princesita con Ángela Leiva en la pista de Cantando 2020 fue de las más fuertes y picantes desde que comenzó el certamen.
Pero lejos de que el ida y vuelta quedara en el pasado, la jurado reconoció que se sintió mal con las repercusiones.

Todo comenzó cuando Ángel de Brito indagó a Melina Lezcano y Juan Pérsico por este cruce.
Y luego de que la dupla piropeé a la artista, Karina sentó postura.

'No creo que haya bandos y que haya que elegir entre uno y otro.
De mi parte, solo me defendí de una acusación y para mí el tema terminó ahí y a está', comenzó la jurado.

Tras escucharla, Laurita Fernández quiso saber más sobre este tema: '¿Karina, te quedaste mal después de lo de ayer?', indagó.
A lo que la Princesita se sinceró: 'Sí, me puso mal porque me parece un poco injusto que la persona a la que agreden, cuando se defiende un poquito, termina siendo mala'.

'Entonces parece que para la gente, para ser buena tenés que ser sumisa, callada y bajar la cabeza frente a las humillaciones.
Y prefiero que me sigan diciendo mala porque no pienso bajar la cabeza nunca más', cerró, tajante.

Fuente: Nuevo Diario >> lea el artículo original