@Perez_daro

Es uno de los cantantes más carismáticos de la movida tropical, quizá por su pasado como vendedor ambulante y una presencia tan honesta como alegre, tanto en el escenario como en la vida. Chanchín, como todo el mundo lo conoce, es líder y sobreviviente de la movida tropical y específicamente de la cumbia villera, liderando el grupo 'Supermerk2', a caballito de éxitos como “El avión” y “La lata”.

En la actualidad, sin poder salir a tocar para divertir a la gente, realiza un programa que él insiste en llamar “charla con amigos”. En “Sin miedo”, él y La Romy DJ entrevistan a artistas y referentes de la cumbia en un show que se puede ver enYouTube en el canal del mismo nombre.

Así, con honestidad, tampoco tiene problemas en hablar de cómo llegó a la música, en una mezcla de casualidad y voluntad: “Yo vendía en la calle y me juntaba con unos chicos que estaban formando una banda. Sólo cantaba en la ducha, pero de caradura, a veces cantaba las canciones que hacían. Si tocaban un tema de La Nueva Luna me pedían que lo cante para guiarse. Al productor, Fideo, le gustó y terminé quedando”.

El boom de la cumbia villera comenzó a finales de los ‘90 y llegó a mediados de la década siguiente. Consciente de ese camino exitoso, Chanchín analiza: “Yo creo que Supermerk2, le puso techo a la cumbia villera, fue el último grupo de cumbia villera que salió con una gran explosión. Después las cosas empezaron a cambiar. Hubo un resurgimiento con algunos grupos, pero después quedamos los pioneros. Ahora hay un revival de ese tiempo, muchos conocieron la cumbia por nosotros y esas generaciones todavía nos van a ver”.

Fuente: Cronica >> lea el artículo original