A un mes de desaparecer de todos lados, hay novedades de Jimena Barón, que fue encontrada por un cronista de la revistaPaparazzi y llevó tranquilidad a sus fans.

Jimena se convirtió en el epicentro de la farándula argentina durante varias semanas junto a Daniel Osvaldo cuando, con la excusa de pasar tiempo junto a su hijo Momo, los dos comenzaron a convivir y revivieron su pasional romance de antaño. Aquella 'Cobra' que se cobraba todo lo que le había hecho, desapareció del mapa y la cantante se instaló en la casa del jugador de Banfield. En sus cuentas deInstagram eran moneda corriente muchos chistes sexuales y otros burlándose de aquel empoderamiento que mostraba en sus letras por lo contradictoria que sonaba la 'reconciliación'.

Pero el 14 de julio, sorpresivamente subió sus cosas a un auto y dejó nuevamente a Osvaldo. No se supo nada de las circunstancias, porque extrañamente la artista abandonó las redes. Lo extraño es que lo mismo hizo Daniel. Ambos dejaron de publicar historias y fotos, generando un tenso silencio en el ambiente. La situación se volvió más misteriosa aún cuando se supo que el hombre había sido separado de su equipo por no haberse contactado con su DT ni con sus compañeros por más de dos semanas.

Un periodista se encontró a la actriz en la calle, que a pesar de estar apurada dio algunas declaraciones, aunque dejó más dudas. 'Estoy bien, no se preocupen. Ningún problema familiar, por suerte', respondió ante la consulta del cronista que la filmó con un celular mientras caminaba a paso ligero. Cuando fue indagada sobre Daniel, fue escueta: 'Nada para decir, está todo bien'. Contó que la llamaron para ser jurado del 'Bailando' y del 'Cantando', pero no dio más detalles, y luego hizo un comentario sobre el problema de su ¿pareja? con Banfield: 'No tengo idea, no hablé nada con él, a veces es lo que arman, pero por suerte no hay ningún lío'.

Fuente: Cronica >> lea el artículo original