Las entrevistas de trabajo nunca son trámites cómodos.
Aunque se cuente con el perfil idóneo para el puesto al que se aplica y se tenga muchísima experiencia, la realidad es que enfrentarse a uno o varios desconocidos para tratar de convencerles de que se es la mejor persona para ocupar el cargo que ofertan es algo complicado hasta para aquellos más experimentados en un sector o seguros de sí mismos.

Por ello, para combatir los nervios que generan estas situaciones y salir lo mejor parado posible, lo mejor es intentar prepararse para que nada le pille por sorpresa y así rebajar la tensión del momento.
¿Y cómo se hace esto? Pues ni más ni menos que ensayando ante el espejo las posibles respuestas a las preguntas que los entrevistadores suelen hacer, pues quedarse en blanco ante un responsable de Recursos Humanos o un posible empleador puede suponer quedarse fuera del siguiente paso en el proceso de selección.

Pero, ¿qué preguntas hay que preparar exactamente? Aunque cada maestrillo tiene su librillo y cada sector sus particularidades, la realidad es que hay cuestiones que, más allá de que uno se presente a un puesto de recepcionista de hotel o de ingeniero en una compañía de telecomunicaciones, se repiten de manera continua; pues tal y como recoge un estudio elaborado por la plataforma de empleo Glassdoor, existen al menos 50 preguntas básicas que continuamente los responsables de Recursos Humanos hacen a sus entrevistados.
Son estas:

  1. ¿Cuáles son sus puntos fuertes?
  2. ¿Cuáles son sus debilidades?
  3. ¿Por qué le interesa trabajar en esta empresa?
  4. ¿Dónde se ve dentro de cinco años? ¿Y dentro de diez?
  5. ¿Por qué quiere dejar su empresa actual?
  6. ¿Por qué no aparece nada en su currículo entre x fecha y x fecha?
  7. ¿Qué es lo que puede ofrecer que no pueda ofrecernos otra persona?
  8. ¿Puede decirnos tres cosas que le parece que su ex jefe necesita mejorar?
  9. ¿Está dispuesto a mudarse?
  10. ¿Está dispuesto a viajar?
  11. Hábleme del logro del que se sienta más orgulloso
  12. ¿Puede contarme cuál ha sido alguno de los errores que ha cometido?
  13. ¿Cuál es el trabajo de sus sueños?
  14. ¿Cómo encontró esta oferta?
  15. ¿Qué logros espera obtener en los primeros 30, 60 o 90 días días de trabajo?
  16. Comente su currículo.
  17. Explique su formación académica.
  18. ¿Puede describirse a sí mismo?
  19. ¿Puede poner un ejemplo sobre cómo manejó una situación difícil?
  20. ¿Por qué deberíamos contratarle?
  21. ¿Por qué está buscando un nuevo trabajo?
  22. ¿Trabajaría en festivos o fines de semana?
  23. ¿Cómo trataría con un cliente enfadado?
  24. ¿Cuáles son sus requisitos salariales?
  25. ¿Puede darnos un ejemplo de un momento en el que haya superado los requisitos que se le exigía en un proyecto?
  26. ¿Conoce a nuestros competidores? ¿Quiénes son?
  27. ¿Cuál ha sido su mayor fracaso?
  28. ¿Qué le motiva?
  29. ¿Qué disponibilidad tiene?
  30. ¿Quién ha sido su mentor?
  31. Hábleme de un momento en el que no estuvo de acuerdo con su jefe.
  32. ¿Cómo trabaja bajo presión?
  33. ¿Cómo se llama el CEO de nuestra compañía?
  34. ¿Cuáles son sus metas profesionales?
  35. ¿Qué te motiva a levantarte por la mañana?
  36. ¿Qué dirían sus jefes directos sobre usted?
  37. ¿Cuáles cree que son las fortalezas y las debilidades de sus jefes?
  38. Si llamara a su jefe ahora mismo y le preguntara por el área en la que usted puede mejorar, ¿qué cree que diría?
  39. ¿Te definirías como un líder o como un discípulo?
  40. ¿Cuál fue el último libro que leyó por placer?
  41. ¿Cuáles son las manías de sus compañeros de trabajo?
  42. ¿Qué aficiones tiene?
  43. ¿Cuál es su sitio web preferido?
  44. ¿Qué le hace sentir incómodo?
  45. ¿Cuáles han sido sus experiencias de liderazgo?
  46. ¿Cómo despediría a alguien?
  47. ¿Qué es lo que más le gusta y lo que menos de trabajar en este sector?
  48. ¿Trabajaría más de 40 horas a la semana?
  49. ¿Qué preguntas no le he hecho y le gustaría que le hiciese?
  50. ¿Qué preguntas tiene para mí?