El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, advirtió hoy que durante la pandemia de coronavirus 'hay que salir lo mínimo indispensable, cortarla con las reuniones y el matecito porque a veces termina con la muerte' y confió en que haya un 'alto nivel de acatamiento' a la nueva fase que se iniciará el 1 de julio en el Área Metropolitana.

'No es momento para andar tomando riesgo porque la curva ya creció lo suficiente para decir que la ocupación de un 1 o 2% más de las camas de terapia intensiva que nos quedan, se agota enseguida', afirmó el mandatario bonaerense en declaraciones a C5N, al visitar un centro de aislamiento en La Matanza.

Kicillof remarcó que 'la (gente) que dice que ´no existe (la enfermedad), sigamos saliendo´ no creo que la encontremos si empiezan a desbordar los hospitales; no es para escandalizar pero sí para ser realista'.

'Ya todos empezamos a conocer en los círculos cercanos a un contagiado, a un internado, hay que tomar nota; parecía que no estaba (el virus) pero está, por eso hay que cortarla con reuniones sociales, con el matecito, porque termina a veces con la muerte', aseveró.

Recordó que la cuarentena le permitió montar cerca de mil camas nuevas de terapia intensiva, 'que si no las hubiéramos abierto hoy estaríamos muy cerca de la saturación del sistema (de salud pública)'.

'Nos trataron de escandalosos, de tratar de generar pánico, y lo que hicimos fue generar conciencia', remarcó.

El gobernador pidió que 'hay que salir lo mínimo indispensable, no hay que sacar a pasear el virus'.

Kicillof, visitó hoy, junto al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, el centro de aislamiento instalado en el polideportivo Juan Domingo Perón de González Catán, destinado a casos sospechosos de coronavirus que no cuentan con condiciones para permanecer aislados en sus hogares mientras aguardan el resultado del hisopado.

Se refirió a la nueva etapa del aislamiento obligatorio: 'En el AMBA esperamos que con estas restricciones más fuertes se empiece a reducir la velocidad de contagio'.

'Se ha comenzado a completar la disponibilidad de camas en nuestro sistema de salud y por eso se decidió pedirle a los y las bonaerenses que hagan un mayor esfuerzo y se queden en su casa', detalló.

Afirmó que 'lo más responsable es tomar las decisiones que no pongan en peligro a otros, porque están en juego la salud y la vida'.

'No queremos generar miedo, sino conciencia para que todos piensen en el que está al lado.
Por eso esperamos un alto nivel de acatamiento de esta nueva etapa de aislamiento, que nos permitirá tomar aire para ir hacia una nueva fase con más permisos''

Kiciloff


Las instalaciones de ese centro permitirán alojar a los casos sospechosos sin diagnóstico confirmado, que solo permanecen allí mientras esperan el resultado del test.
El lugar cuenta con 160 camas y personal médico que supervisará la evolución de los pacientes.

Por su parte, Espinoza sostuvo: 'Estoy convencido que la gente va a respetar esta nueva etapa de la cuarentena porque los días más difíciles están por llegar y tenemos que estar preparados para bajar la curva de contagios y volver a tener las aperturas que ya tuvimos'.

La Matanza dispone de 4.000 camas en centros de aislamiento, entre los que se encuentran la Sede de Universidad de La Matanza en González Catán, la Casa de Retiro del Colegio Don Bosco en Ramos Mejía y el Polideportivo Alberto Balestrini, en Lomas del Mirador.

Fuente: Télam >> lea el artículo original