La situación de la pymes en la Argentina se ha visto afectada en estos más de 100 días de cuarentena en el marco de la emergencia por el virus COVID-19, principalmente con un mayor impacto en el AMBA, donde el gobierno nacional decidió endurecer el aislamiento a partir de la semana que viene.
En ese sentido, las pymes pequeñas y medianas empresas percibieron duros golpes que obligaron, en algunas casos, a extremar la urgencia y cerrar sus puertas, así como también se vieron envueltas en deudas de servicios, alquileres y proveedores.

Asimismo, el radicalismo presentó un protecto de ley en el Congreso para condonar las deudas en servicios de las pymes, ya sea en forma parcial o total.
Esto busca generar alivio a aquellas empresas que en los últimos tres meses no abonaron ni luz, ni agua, ni gas, ni impuesto inmobiliario, esto como una estrategia para tratar de subsistir frente al parate productivo y económico.
Esperan además que sea considerado por el oficialismo a corto plazo.

Las firmas que lleva el proyecto son del diputado nacional Emiliano Yacobitti y también de los legisladores de UCR-Evolución Carla Carrizo, Dolores Martínez, Gonzalo del Cerro, Federico Zamarbide, Claudia Najul y Juan Martín.
En el documento piden que la condonación de la deuda sea desde el comienzo de la pandemia (20 de marzo) hasta que finalice definitivamente.

Yacobitti, una de las firmas que lleva el proyecto, aseguró a Infobae que si el Estado no genera un impasse con respecto a las tarifas hasta que termine la cuarentena, 'la mayoría de las pymes van a terminar cerrando', ya que 'no pueden aguantarlo'.
Agregó también que 'si no los ayudamos de esta forma, lo que vamos a hacer es ponerle una mochila de piedras a las pymes que quieren seguir trabajando'.

En ese sentido también subrayó que 'necesitamos tener fuerte nuestro tejido empresarial para poder empezar a crecer después de esto', refiriéndose a la situación económica para la postpandemia.
También aseguró que el objetivo de este proyecto se centra en sugerencias al gobierno nacional para que 'contemple la realidad que atraviesan las MiPyME y se implementen las acciones necesarias para evitar la acumulación de deudas de servicios públicos que se transformen en impagables, generando el cierre de uno de los motores de nuestra economía y se pierda la fuente de trabajo para miles de habitantes del país.

Fuente: América Diario >> lea el artículo original