29 de junio de 2020  • 15:09

Si bien la Argentina ya está en default, esta semana dará un paso más en esa condición.
Mientras el Ministerio de Economía continúa las conversaciones con los acreedores por la reestructuración de la deuda en moneda extranjera, cuyo plazo fue extendido hasta el 24 de julio, el país enfrenta esta semana dos vencimientos por US$584 millones que no se pagarán.

Ese monto comprende, en primer lugar, un pago de US$98 millones por intereses del bono Centenario, el título a 100 años que fue lanzado el 19 de julio de 2017, durante el gobierno de Mauricio Macri por el entonces ministro de Finanzas, Luis Caputo.

#PersianasBajas.
¿Cerraste definitivamente tu negocio por la pandemia? Compartí tu testimonio con LA NACION

Ese bono, que tiene su vencimiento en 2117, paga un interés anual del 7,9% en dos vencimientos semestrales, agendados en cada 28 de diciembre y los 28 de junio.
A fines de 2019, el Gobierno efectuó el pago de US$98 millones correspondiente, pero ahora no lo concretará.
Pasado el período de gracia de 30 días que empieza a correr, caerá oficialmente en default.

El bono, que en su momento se emitió por un total de US$2750 millones, está incluido en el canje de deuda en moneda extranjera que negocia el ministro Martín Guzmán, y la fecha límite de vigencia de la oferta (24 de julio) cae antes de que se cumpla ese período de gracia.

El compromiso más importante de la semana, sin embargo, será mañana.
Vencen US$486 millones de los bonos Discount, en dólares, euros y yenes, que también se rigen bajo legislación extranjera.
Se trata de un conjunto de bonos que el país entregó a sus acreedores en el canje de 2005/2010, que encabezaron el presidente Néstor Kirchner y su ministro de Economía, Roberto Lavagna.

Estos títulos, que también están comprendidos en el canje de deuda en curso, tienen un marco legal referido a sus cláusulas de acción colectiva diferente a los bonos entregados durante la gestión de Macri, y es uno de los focos de disputa entre el Gobierno y los acreedores en las negociaciones en curso.

Ese día, en tanto, también hay otros US$300 millones de estos bonos, pero emitidos bajo ley local.
El Gobierno tampoco hará ese pago, cuyo vencimiento había sido reperfilado mediante el decreto 346/2020, publicado en abril, que dispuso postergar todos los vencimientos de intereses y capital de deuda en dólares bajo legislación local hasta el 31 de diciembre de este año.

El calendario de pagos de deuda bajo legislación extranjera del mes no se agota en los montos mencionados.
Hay otros US$363 millones pendientes antes del 24 de julio, la nueva fecha límite para que los acreedores acepten la reestructuración que presentó el Gobierno.

El lunes 6 de julio aparece un vencimiento de US$95 millones correspondiente a los bonos globales 2028 (interés del 5,875% anual) y 2036 (7,125% anual).
En tanto, el 11 de julio caen vencimientos por otros US$268 millones.

Por: Esteban Lafuente

Fuente: La Nación >> lea el artículo original