Venía pasando muy bien la cuarentena junto a una amiga que siempre la cuida, mimada por su hija Iliana y acompañada por su nieto Stéfano, que viven frente a su departamento y siempre en contacto con su hija Marina y su nieta Mia.
Pero lamentablemente, en la madrugada de este sábado, Coca Calabró sufrió un accidente doméstico, se levantó de la cama y se enganchó el deshabillé con un perchero y se quebró la cadera, como mucha gente de la cuarta edad. Fue inmediatamente internada en la Clínica Bazterrica.
Por suerte la cirugía no es para prótesis, sino que le tienen que poner un clavo. La operará en este lunes a las 16 horas el equipo del doctor Alejandro Druetto.
Después, con mucha paciencia, llegará la rehabilitación, pero por suerte hablamos con Marina y nos comentó que su mamá 'está de muy buen ánimo' esperando la cirugía de mañana.
Le desamos lo mejor a ella y su familia, con lo difícil de estar internado y acompañando a un familiar en días de cuarentena.

Compártelo:

Me gusta:

Me gusta Cargando...

Fuente: laubfal >> lea el artículo original