Una bicicleta es un arma de destrucción masiva tan válida como cualquier otra.
Probablemente el ciclista corriente no suele pensar en ella así (y mejor), pero a veces la combinación de individuo ebrio y estos aparatos con ruedas no es la mejor idea.
Y si no, que se lo digan a alcalde belga, Steven Vandeput, de Hasselt.

Mientras concedía una entrevista para la televisión belga TVL en la que respondía sobre el festival de ginebra tradicional, Hasseltse Jeneverfeesten, que tendrá lugar en octubre, el alcalde fue golpeado por un ciclista borracho.
Tras el atropello (que fue grabado), uno de los asistentes del alcalde decidió empujar al ciclista, consiguiendo que se cayese de una manera bastante cómica y absurda.

El ciclista en cuestión quería expresar su insatisfacción con la política de Vandeput, y no se le ocurrió una mejor manera que atropellándolo

Todo cuanto se registra con una cámara es susceptible de convertirse en viral, y este caso no ha sido la excepción.
Como una imagen vale más que mil palabras, aquí está el vídeo.

Lo cierto es que el ciclista en cuestión quería expresar su insatisfacción con la política de Vandeput, y no se le ocurrió una mejor manera que atropellándolo.
Vandept reaccionó con aparente calma, aunque mientras intentaba continuar con la entrevista, el agresor continuó profiriendo insultos e incluso intentó agredirle de nuevo.

Finalmente tuvo que ser detenido y llevado a la comisaría, donde pasó la noche (y también la borrachera).
El alcalde belga, sin embargo, no tiene intención de presentar cargos.
'Hasselt es y sigue siendo una ciuda segura y agradable', explicó, asegurando que a pesar del altercado con el ciclista, sigue descartando necesitar un guardaespaldas.