Por el contrario, producto del cierre en las fronteras de muchos países por el coronavirus, los gastos efectuados con tarjeta por consumos en el exterior registraron una fuerte contracción del 174% en la comparación mensual ya que en marzo se habían situado apenas por debajo de los u$s150 millones y en abril bajaron a u$s50 millones.

De esta manera, el saldo total de la compra neta de dólares por parte de personas humanas (la suma de atesoramiento más gastos en el exterior) reflejó un incremento mensual del 42,5%.

Según Matías Rajnerman, economista de Ecolatina, fueron tres los factores que explicaron la inclinación de la gente a aumentar sus ahorros en moneda estadounidense. 'En primer lugar, la mayor incertidumbre por la pandemia y la reestructuración de la deuda; en segundo lugar, pero no menor, la baja de la tasa de interés que también alimentó el salto en el Contado con Liquidación (CCL); y por último, el aumento en la brecha cambiaria que alimenta las expectativas de devaluación', afirmó.

Abril fue un mes marcado por un gran salto en el precio del dólar MEP y el CCL. El primero registró una suba del 30,6% durante el mes pasado mientras que el segundo trepó un 31,9%, pasando de los $86,92 a los $114,65. De esta manera, la brecha con el tipo de cambio oficial mayorista pasó del 25% al 71%.

'En Argentina, siempre que hay situaciones de stress económico o miedo, la gente se vuelca al dólar. Con una brecha que se ha disparado, todos los que tengan la capacidad para comprar esos u$s200 máximos que se pueden comprar, los van a comprar. Así sea para atesoramiento o para venderlos luego en el brevísimo tiempo', explicó Emilse Córdoba, Directora en Bell Bursátil.

Por otra parte, Córdoba se refirió a las medidas que implementó el BCRA para limitar la compra en los mercados bursátiles. 'Cada vez que aumenten la normativa para la prohibición o limitación de la compra, aún saldrán más desesperados. Las normas limitantes nunca sirvieron para controlar la compra', sentenció.

Si bien el informe cambiario mostró que en abril las reservas internacionales aumentaron u$s7 millones, durante los últimos días del mes, a medida que el salto en la brecha fue aumentando, las arcas de la autoridad monetaria fueron achicándose cada vez más.

En el transcurso de mayo, la entidad presidida por Miguel Pesce perdió más de u$s800 millones producto de las ventas realizadas para contener el dólar oficial.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original