En una conferencia de prensa, Trump anunció la designación de iglesias, sinagogas y mezquitas como 'lugares esenciales', por lo que pasan a ser considerados a nivel federal como cruciales durante la emergencia sanitaria, al igual que hospitales o fábricas de alimentos.

'Algunos gobernadores consideraron que las tiendas de licores o las clínicas de aborto son esenciales pero dejaron fuera las iglesias.
Eso no está bien, así que hoy corrijo esa injusticia y urjo a los gobernadores a que permitan su apertura ahora mismo'
, instó.

El líder republicano llegó incluso a amenazar con suspender la autoridad de los gobernadores si no lo permitían, pese a que son las autoridades de los estados y los condados las que tienen potestad para decidir si reanudan o no la actividad económica y social de una zona.

'Estados Unidos necesita más rezos, no menos', insistió el mandatario, quien ya había intentado reabrir las iglesias en Pascua, en pleno crecimiento exponencial del brote pero finalmente tuvo que dar marcha atrás

No obstante, la palabra final la tienen los gobernadores, quienes las aplican como consideran oportuno en base a cómo la pandemia afecta a sus conciudadanos y a los recursos hospitalarios disponibles.

Con 1.591.242 contagios y 95.533 decesos, Estados Unidos es el país más golpeado por la Covid-19 en el mundo, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

En los últimos días, el número de contagios aumentó considerablemente en el estado sureño de Florida, que roza los 50.000 casos, tras haber registrado 976 nuevos en las últimas 24 horas y más de 1.200 en la vísper

La crisis sanitaria tuvo un fuerte impacto económico en Florida, donde la tasa de desempleo se triplicó desde el inicio de la pandemia hasta alcanzar casi el 13%, con más de 1,2 millones de desempleados en abril, según los datos oficiales publicados hoy.

En tanto, en el estado de Nueva York, principal foco de la pandemia a nivel nacional, se registró hoy un leve aumento del saldo diario de muertes por coronavirus, con 109 decesos, cuatro más que en la víspera, según informó el gobernador neoyorquino, el demócrata Andrew Cuomo.

Nueva York el estado más golpeado por la pandemia, con un total de 358.154 contagios y 23.195 muertes, de los cuales 193.951 casos y 16.333 decesos se registraron en la Gran Manzana, epicentro nacional de la pandemia, según el último reporte oficial.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original