¿Se avecina un calendario global de rugby? Luego de las elecciones por la presidencia de World Rugby, que tuvieron en polos opuestos a las potencias europeas (Seis Naciones, que apuntalaron la candidatura del inglés Bill Beaumont) y a las del Hemisferio Sur (Sanzaar, que apoyó al ex Puma Agustín Pichot), ambos grupos emitieron una declaración conjunta en la que revelaron haber estado trabajando e intercambiando propuestas en pos de alcanzar el consenso para un calendario global de rugby, que permita compatibilizar las competencias de ambos hemisferios, tanto de clubes como de seleccionados.

'Aunque puede haber diferentes preferencias, desde el principio las Naciones (en referencia al Seis Naciones) han adoptado una mentalidad que ha tratado de eliminar el interés propio y reconocer que el juego internacional y de clubes ha compartido beneficios mutuos que si se abordan y manejan correctamente pueden permitir que ambos prosperen. Comenzará un proceso de consulta adicional, en total transparencia con las Uniones, clubes y jugadores, a medida que todas las partes trabajen hacia un calendario global alineado que pueda ofrecer una narrativa clara y coherente', explicaron en el comunicado. En otras palabras, las potencias europeas se comprometen a abrir más el juego -tal como pedía Pichot- en lugar de propiciar su propio crecimiento competitivo y económico, en desmedro del resto.

Asimismo, se detallaron siete principios clave que sirven como referencia para llevar adelante las tratativas:

1- Mitigar significativamente las superposiciones entre los partidos del club y del país.

2- Ventanas mejor alineadas para los jugadores, partes interesadas y competiciones.

3- Mejora en el bienestar del jugador.

4- Mejorar la narrativa y la competitividad de las competiciones internacionales y nacionales en torno a despejadar las ventanas.

5- Definir vías claras de alto rendimiento para las naciones emergentes a través de la entrega de un juego internacional más inclusivo.

6- Desarrollar estructuras de competencia que se sustentan en ofertas comerciales mejoradas.

7- Restaurar la fe pública en los valores centrales del rugby y mostrar un fuerte liderazgo colectivo en los mejores intereses del juego.

'Las Naciones, junto con otras partes claves interesadas, permanecen abiertas para dar forma a las opciones que se han desarrollado en un esfuerzo por resolver un problema que ha retrasado el juego durante muchos años y están comprometidos a poner el rugby en un camino progresivo', finalizó el comunicado.

Fuente: La Gaceta Salta >> lea el artículo original