En plena pandemia por coronavirus, la Cámara de Senadores bonaerense declaró la emergencia en materia de violencia familiar y de género en la provincia de Buenos Aires, la cual autoriza al Poder Ejecutivo a disponer y reasignar partidas para atender esa problemática.

La norma encomienda al Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense a “llevar adelante las acciones necesarias para prevenir y asistir situaciones de violencia familiar y por razones de género y diversidad, a cuyo efecto estará facultado a disponer y reasignar las partidas presupuestarias necesarias”.

 

Para ello, propone dar prioridad a fortalecer la Red de Hogares Integrales, articulando las intervenciones entre las distintas jurisdicciones, construyendo procedimientos y protocolos comunes de ingreso, permanencia y salida y adecuando estándares básicos comunes de atención.

Recordemos que la iniciativa había sido aprobada la semana pasada en Diputados, y fue sancionada por unanimidad en la sesión que por videoconferencia en el Senado.

También autoriza al poder ejecutivo a la contratación directa de hoteles, hosterías, hostales y todo tipo de establecimiento que brinden servicios de hotelería o alojamiento temporario, refugios que funcionarán como instancias de tránsito para la atención y albergue de las personas víctimas de violencia y la de sus convivientes.

Fuente: FiloNews >> lea el artículo original