18 de mayo de 2020  • 11:36

Los robots cuadrúpedos dejaron de ser solo un prototipo de laboratorios de la mano de Boston Dynamics, la firma conocida por los modelos Spot y Spot Mini.
Su fabricante estuvo bajo el ala de Google y que ahora forma parte de la firma japonesa Softbank, y sus desarrollos solo están disponibles para empresas y gobiernos, como se pudo ver en la reciente prueba prototipo de Singapur con su robot de distanciamiento social.

Por su alto costo, los robots de Boston Dynamics no están disponibles a la venta para cualquier persona.
Sin embargo, quienes desean tener un perro robot pueden optar por la propuesta de la firma china Unitree, que ofrece una versión similar de Spot con el modelo A1.

IFE ANSES: cronograma y quién cobra el bono el 18 de mayo

El robot cuadrúpedo A1 de Unitree tiene 12 kilos de peso, medio metro de largo y por sus dimensiones busca asemejarse a un pequeño perro.
Posee una velocidad de 3,3 metros por segundo y una autonomía de uso de entre una a dos horas y media.

Al igual que su homólogo Spot de Boston Dynamics, el robot A1 de Unitree posee diversos sensores y una cámara HD para registrar y seguir el movimiento de una persona con una latencia en la transmisión de 0,1 a 0,2 segundos.
A su vez, estos sistemas le permiten interactuar con su entorno, desde seguir al dueño, esquivar a otros humanos y hasta reaccionar ante la presencia de otro perro robot, como ocurre con las mascotas reales de carne y hueso cuando salen a pasear.

Equipado con Ubuntu como sistema operativo, el robot A1 posee una capacidad de carga de unos 5 kilos y dispone de varios conectores HDMI y USB 3.0 A su vez, posee una serie de modos de protección para esquivar obstáculos, recuperarse ante caídas y evitar un sobrecalentamiento del sistema, además de contar con advetencias por sobrecargas o baja autonomía de la batería.

Videollamadas: se cayó Zoom y los usuarios no lograron acceder a sus reuniones

A diferencia de los equipos de Boston Dynamics, el robot A1 está disponible para toda persona o empresa que esté dispuesta a pagar 10.000 dólares, un precio demasiado alto por un cuadrúpedo si solo se desea un equipo de compañía.
Si el presupuesto no alcanza, la nueva versión de Aibo, el perro robot de Sony, puede ser una alternativa un poco más económica, a 2899 dólares.

Fuente: La Nación >> lea el artículo original